mayo 26

Guía básica para encontrar tu camino en biología

70  comments

La Biología es una ciencia amplísima. Tanto es así que algunas ramas se han escindido hasta conseguir entidad propia, como la Medicina (que no es más que una parte de la biología humana). Esto provoca dos grandes problemas: por una lado, resulta complicado elegir qué es lo que realmente nos gustaría hacer, y por el otro, existe a menudo la tentación o la necesidad de cambiar de campo de estudio.

En el artículo de hoy voy a hablar sobre el primero de estos problemas, el cual está muy relacionado con el tema de la vocación sobre el que escribí hace poco tiempo. Pero en este caso va mucho más allá. La vocación puede ser algo muy amplio, mientras que durante la carrera primero, y después, cuando comiences a trabajar, vas a tener que ir tomando una serie de decisiones muy concretas, encaminadas a definir y delimitar la que será tu especialización. Y lo que voy a contarte es una guía básica para encontrar la mejor forma de ir tomando esas decisiones. Comenzamos 😉

Cruce de carreteras con el título del artículo superpuesto

1. La búsqueda de la vocación

Todos tenemos nuestras pasiones, aquello que nos produce gozo o alegría, con lo que disfrutamos profundamente. Quizás aún no las hayas encontrado (aunque si estás leyendo este blog seguramente la biología sea una de ellas ;)); quizás las hayas descubierto hace años. Pero sea como fuere, es importante que tengas claro si la biología forma parte de ellas. Y es que, como he dicho un millón de veces, esta profesión es tremendamente vocacional. Sólo si eres una apasionado de la carrera podrás enfrentarte no sólo a su dificultad, sino también a todos los sinsabores que conlleva.

Debes saber que la Biología es tremendamente exigente: a nivel de conocimientos, a nivel de tiempo, a nivel de esfuerzo y, sobre todo, a nivel de compromiso. Habrá épocas que exija estar por encima de todo, mientras otras se conformará con tan sólo devorar buena parte de tu tiempo. Pero es que, además, nada te asegura que vayas a tener éxito, que apruebes la carrera o que consigas trabajo como biólogo/a.

Si ahora eres tan inconsciente de seguir pensando que aún así te quieres dedicar a esto… Enhorabuena, parece que lo tuyo con la Biología es vocacional 😉 Y el hecho de que hayas leído hasta aquí, o que incluso hayas sonreído pensando «pero si no podría ser más feliz que trabajando en eso» lo demuestra. Este es, sin duda, el primer paso firme que has dado para decidir en qué quieres trabajar 😉

2. ¿Bota o bata?

Una de las grandes preguntas que se hace todo biólogo en algún momento. O no, porque algunos, entre los que me incluyo, lo supimos desde siempre :P. Pero es una decisión no carente de importancia. Aunque vaya por delante que ambas no son mutuamente excluyentes. Es más, seguramente tengas que mezclar campo y laboratorio más de una vez, y en el mismo día, con la bata y las botas puestas 😉 Pero analicemos cada una de las opciones por separado:

El biólogo de bota

Suele asociarse este termino con los botánicos y zoólogos, aquellos profesionales cuyo objeto de estudio siempre está en el campo. Aunque pronto comprobarás que nada es blanco o negro en esto de la biología, y que hasta los biólogos más camperos tienen que volver al laboratorio a menudo, incluso por largas temporadas. Pero se supone que los miembros de este gremio pasamos mucho tiempo haciendo trabajo de campo, estudiando la flora o la fauna en su ambiente natural.

Si te gustan el trabajo físico, el campo, y eres capaz de manejarte bien en áreas remotas durante largas jornadas de trabajo, entonces éste seguramente sea tu sitio. El trabajador «de bota» suele estar en vuelto en un aura de aventura, al más puro estilo de Indiana Jones. Y aunque a veces es así, tengo que decirte que la realidad es, con frecuencia, muy distinta. A veces las zonas remotas pueden ser una colonia de cría en un edificio justo al lado de la universidad (lo digo por experiencia propia :P) y la fauna salvaje a estudiar, un humilde gorrión. Pero también puede ser que tengas que viajar a sitios exóticos o trabajar con grandes mamíferos africanos, por ejemplo 😉

El biólogo de bata

Éste suele ser la imagen que la gente tiene del científico estándar: alguien con pelo blanco (mal peinado :P), una bata (también blanca), algunos bolígrafos en el bolsillo y que se pasa la vida encerrado entre matraces humeantes en el laboratorio, vertiendo misteriosos y extraños líquidos desde su bureta. Y aunque hay de todo (y he conocido alguno así), una vez se peca de prejuicios 😛 El trabajo de laboratorio siempre suele implicar largas temporadas sin salir al campo. Y hay muchos biólogos que no necesitan salir del laboratorio en absoluto para tomar datos o muestras. Si están realizando estudios de linajes celulares o de cepas corrientes que se pueden conseguir fácilmente, entonces no hay necesidad de ir a capturarlos. Pero si estudias parásitos sanguíneos de aves, por ejemplo, no te queda otra que tomar las redes japonesas y capturar tú los ejemplares para sacarles una muestra de sangre.

El trabajo de laboratorio no suele ser muy exigente a nivel físico, pero te tiene que gustar pasarte muchas horas entre cuatro paredes. Además, requiere el manejo de maquinaria complicada, técnicamente avanzada y, sobre todo, muy cara. Y eso suele molar mucho :P. Si te gusta cacharrear con aparatejos y poder montar tus experimentos desde la comodidad de un laboratorio deberías probar aquí.

3. Academia, empresa privada o trabajo público

Otras grandes áreas que puedes explorar como posibles candidatas son la investigación académica, la posibilidad de trabajar en un empresa privada o conseguir algún tipo de trabajo público. Todas ellas son salidas labores importantes para cualquier biólogo, da igual si eres de bota o de bata.

La Academia

Es una de las salidas naturales de las carreras de ciencias: convertirte en científico. La posibilidad de desentrañar los misterios que encierra la naturaleza es una perspectiva fascinante, pero también es cierto que se trata de una de las ramas que más desgaste personal y anímico produce. La investigación científica produce sentimientos muy encontrados en todos los que trabajamos o hemos trabajado en ella alguna vez.

Si eres resistente a la presión, si te seduce investigar en lo desconocido y poner tu granito de arena en el conocimiento que el ser humano tiene del mundo que le rodea, si tu voluntad es férrea, entonces quizás éste sea tu sitio. La Academia ofrece sensaciones y momentos intensos y curiosos, así como enormes posibilidades de aprender. Será una montaña rusa de emociones, habrá días que creerás que no merece la pena, pero habrá otros que pensarás que no puede existir mejor trabajo en el mundo. Una profesión llena de alegrías y decepciones (a veces hasta simultáneas :P).

Son muchos los que abandonan la Academia en un momento u otro de su carrera: ya sea por cansancio, por hastío, por falta de financiación… Pero también son muchos los que viven de la investigación, aunque cada vez sea más difícil por culpa de los políticos y su desprecio por la ciencia. Desde luego, no será una experiencia que te deje indiferente, sino que te marcará seguramente de por vida. A día de hoy, cuando estoy varios meses sin trabajar en ciencia la echo de menos, mucho más de lo que pensaba cuando estaba a punto de mandar al carajo a la tesis doctoral allá por 2011 😛

Finalmente, la Academia te ofrece infinidad de campos que explorar: ecología evolutiva, microbiología, botánica, inmunología, genética… Una enorme variedad de áreas temáticas y de objetos de estudio que difícilmente no colmará tu curiosidad científica. Si te gusta la ciencia de forma activa aquí encontrarás tu nicho sin duda alguna 😉

La empresa privada

Un biólogo puede trabajar de muchas cosas en la empresa privada. Y no hablo ya de una investigación aplicada o en laboratorios e instituciones privadas, sino en el más puro ámbito empresarial. Desde el trabajo en una consultoría ambiental, al ecoturismo, pasando por la fotografía de naturaleza y los documentales, hasta ser guía de naturaleza o montar tu propia empresa relacionada con el medio ambiente. Las posibilidades son infinitas.

Pero también son muchos los riesgos, las responsabilidades y los factores a tener en cuenta. Trabajar para otros, hacer cosas de forma distinta a como a ti te gustaría o una gran inestabilidad laboral son sólo alguno de los factores que te pueden desanimar a meterte en la empresa privada, tanto como empleado como emprendedor.

Sin embargo, la empresa privada puede ser mucho más lucrativa que la pública o que la Academia, y puedes llegar a tener total libertad si te decides a ser tu propio jefe y montar tu propio negocio. Además, la forma de trabajar, el enfoque y los resultados son totalmente distintos. Todo es mucho más aplicado, frente a la Academia, donde la mayor parte del trabajo tiene que ver con la investigación pura.

Si no buscas una gran estabilidad, te gustan los riesgos y los retos y que tus esfuerzos vayan orientados a conseguir resultados útiles y aplicables a corto plazo, entonces deberías rebuscar algo más en el mundo de la empresa privada y sus múltiples salidas.

El trabajo público

Una de las salidas favoritas para muchos, tanto si es trabajando como biólogos para los distintos programas y áreas de cada gobierno como si es en el ámbito de la educación pública. Un camino que se presenta marcado, pero igualmente interesante. Además, la gran ventaja es que, al menos en España, es un trabajo de por vida. Un sueldo estable (en general no demasiado elevado) pero que siempre va a estar ahí por el resto de tu vida.

En un mercado laboral tan convulso como el nuestro, donde los puestos de trabajo se crean y destruyen a una velocidad difícil de creer, lo que hace unos años era un empleo seguro en la empresa privada puede desaparecer de un momento a otro hoy en día. Y en medio de esta feroz inestabilidad, el remanso de paz que te ofrece un trabajo realmente fijo y estable no es desdeñable jeje Además, algunas de las actividades ejercidas por estos funcionarios no sólo son interesantes, sino además muy importantes de cara a la conservación de medio ambiente.

Por no hablar de la educación. Hoy en día dar a conocer la ciencia a los niños y jóvenes es una labor tan importante como apasionante y ardua. Porque no sólo tienes que adaptar conceptos complejos y llenos de tecnicismos a un idioma reconocible por los estudiantes, sino que tienes que ofrecer esos conocimientos de forma atractiva. Y eso, en un mundo tan saturado de información y lleno de distracciones como el actual, es todo un reto.

Si buscas estabilidad, un buen trabajo, posibilidad de ejercer en conservación o educando a otros y con cero riesgos, entonces el trabajo público es lo tuyo 😉 Probablemente no te harás rico con ello pero… ¿quién pretende realmente hacerse rico con la biología? 😛

Ya he encontrado mi sector… ¿Y ahora qué?

¡Muy bien! Ahora sólo te queda profundizar dentro del campo elegido. Puedes hacerlo de forma teórica, buscando información en internet, o también de forma práctica, contactando con profesionales del gremio, consiguiendo unas prácticas de empresa durante la carrera, yendo a congresos, por medio de un voluntariado o empezando a colaborar con un grupo de investigación en tu universidad. Todo es cuestión de probar, probar y probar.

A menudo no sabemos si algo nos gusta hasta que no lo experimentamos por nosotros mismos. Por eso intenta configurar bien las asignaturas optativas o de libre elección para no sólo complementar tu formación, sino también para poder probar un poco de esas áreas que te interesan pero no sabes si tus expectativas se adaptan bien a la realidad. Y por favor, aunque todos lo hayamos hecho alguna vez, no elijas una asignatura simplemente por lo fácil que sea aprobarla. Elige con sentido y responsabilidad ;).

¿Y si resulta que no lo he encontrado?

Si aún no sabes qué hacer, no te preocupes y sigue dejándote llevar por tu instinto. Si lo que te gusta es la Biología estoy seguro de que tarde o temprano algo interesante se te cruzará en tu camino. Prueba, experimenta, viaja, pregunta, investiga. Al fin y al cabo es eso, y no otra cosa, lo que hacemos los biólogos 😉

Y con esa pequeña reflexión me despido hoy de ti. Pero antes me gustaría preguntarte algo: ¿Has encontrado ya tu lugar en esto de la biología? ¿Ya sabes a qué te quieres dedicar? ¿Estás probando alguno de los grande sectores de los que te hablo en el blog? Cuéntame tu experiencia y tus dudas en los comentarios e intentaré echarte una mano. Además, seguro que hay mucha más gente en una situación como la tuya a las que tu comentario podría ayudarles mucho 😉

¿Estás cansado de buscar trabajo como hasta ahora sin resultado?

Suscríbete y consigue gratis el PDF "5 Razones por las que Un Blog Aumentará tu Empleabilidad como biólogo" para acercarte al trabajo de tus sueños.


Tags

biología, biólogo, carrera universitaria, decisión, elección, estudios, vocación


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

Manejando un blog de biología: las redes sociales

No seas tímid@ y deja un comentario
Albertina Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola Ignacio, aunque este post es ya algo antiguo, me gustaría hacer una aportación desde mi experiencia como biólogo con 17 años de experiencia laboral. En primer lugar, quisiera decir que las salidas profesionales de la empresa privada van mucho más allá del sector ambiental, y por eso, cada vez es más frecuente hablar de los biólogos, además de los de «bata» y «bota», de los de «corbata». La mayoría de estas profesiones suelen obligar a hacer una formación adicional, normalmente un máster, para especializarse en otros ámbitos que no se tocan en la carrera, pero las opciones son muchas. Algunos ejemplos: comercial de equipos y/o productos de laboratorio, responsable de calidad, bioinformático, consultor en el sector de la salud, gestor de proyectos, monitor de ensayos clínicos, periodismo científico, etc. Hay todo un mundo de ofertas laborales ahí fuera que están al alcance de los biólogos y se trata de trabajos que pueden ser muy interesantes. La cuestión es que hay que tener una mentalidad abierta y no pensar sólo en ser profesor, investigar en un laboratorio o estudiar a los leones del Serengueti. Quizá una persona con una gran vocación no pueda ni imaginarse ser comercial de microscopios pero hay que tener en cuenta dos factores: primero, ser comercial de microscopios hace que conozcas a la mayoría de grupos de investigación de España y sepas lo que están haciendo, con lo que estás al día de lo último en investigación; segundo, la realidad es que nuestra sociedad demanda más comerciales, consultores o monitores de ensayos clínicos que ornitólogos. Por lo tanto, si tu vocación es muy clara, ¡adelante! y prepárate porque no va a ser nada fácil, pero… si no lo tienes claro y estas dispuesto a explorar otras opciones, hay muchas al alcance de los biólogos. ¡Ánimo y suerte a todos!

    1. ¡Hola Jose!

      Muchas gracias por aportar tu punto de vista. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Y es verdad que yo siempre «barro para casa» y hablo mucho del punto de vista ambiental jeje

      Pero es verdad que hay que tener la mente abierta. Hay muchas salidas laborales ahí fuera y continuamente surgen otras nuevas. Además, hoy en día es muy fácil reinventarse profesionalmente y crear tu propio puesto de trabajo en cualquier de estos sectores. Sólo hay que explorar y conocerse bien a uno mismo para encontrar tu hueco 😉

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

  2. Hola Bichólogo! Muy buena web! Yo estudio biología y me surge una duda particular. Yo amo la biologia de bota (en especial marina) casi tanto como dibujar, lo cual se me da especialmente bien. Se que existe un punto medio entre estas dos actividades, original, innovador y que me dé de comer… Pero aún no lo he encontrado. ¿Se te ocurre algo? Un saludo y muchas gracias

    1. ¡Hola Martín!

      Una de las cosas más interesantes que puedes hacer en cualquier carrera es reinventarla y crear nuevos nichos de trabajo. No es algo fácil ni fruto de un momento de genialidad (que ayuda si aparece jeje), así que me tengo que tendrás que darle muchas vueltas al tema.

      Ya sabes que existe la figura del ilustrador científico, que existen nuevas formas de divulgación, como los monólogos científicos o tiras cómicas de ciencia (al estilo de http://phdcomics.com/). También hay quien hace camisetas con diseños divertidos y científicos. Mete todo ese en tu coctelera mental, a ver qué sale 😛

      Siento no poder ayudarte más, pero si tuviese la idea, ya la estaría ejerciendo (que en tiempos yo también dibujaba mucho :P).

      Un saludo y mucho ánimo. ¡Y creatividad al poder!

  3. Muy buenas bichólogo! Me ha encantado tu blog, creo que ayudas a mucha gente que no tiene claro por donde tirar, asi que lo primero de todo gracias!

    Acabo de terminar la carrera de Biología y me gusta el laboratorio, mi problema es que no tengo intención de hacer doctorado de momento y me da miedo que después de terminar un máster que quiero hacer de biotecnología microbiana los puestos que oferten sean como de técnico de laboratorio. Creo que estamos sobrecualificados para ello y a muchos amigos les ha pasado eso. Por eso querría preguntarte si sabes si existe la posibilidad de trabajar en laboratorio de empresa privada (puesto que en la pública necesitas opositar y sacarte el bir) pero ayudando también a la investigación y haciendo diferentes labores a las de un técnico.

    Saludos desde Madrid y de nuevo muchísimas gracias!

    1. ¡Hola Andrea!

      En primer lugar, muchas gracias por tus palabras. Para mí es todo un placer y un honor si puedo ayudar siquiera a uno de mis lectores a orientarse en este mundo tan amplio como apasionante de la biología.

      Pues no lo tengo muy claro, porque no estoy familiarizado con el ámbito de la biotecnología. Sin embargo, yo creo que en la empresa privada no es necesario tener un doctorado y podrías optar a puestos en departamentos o laboratorios de investigación que no tienen que ver las labores de un técnico de laboratorio.

      De todas maneras, te aconsejo que hagas una búsqueda en Google sobre ofertas laborales relacionadas con la biotecnología y así te puedes hacer una idea de los perfiles que buscan y las plazas que se suelen ofertar.

      Un saludo y siento no poder ayudarte más. De todas maneras, como hay mucha gente interesada en el área de la biotecnología, me lo apunto para ver si entrevisto a algún experto y nos saca de dudas a todos. ¿Alguna sugerencia?

    2. Hola Andrea. Aunque tu mensaje es de hace algún tiempo, tal vez mi respuesta te sirva a tí o a otros estudiantes. Yo conozco el sector de la industra farmacéutica y aquí, las categoría profesionales en los laboratorios son más o menos las siguientes: técnico de laboratorio (formación de FP y encargado de las tareas más rutinarias), técnico especialista (formación universitaria -mejor si es completada con algún máster con prácticas- que puede realizar la parte más compleja de las tareas rutinarias o participar en proyectos de investigación, mejora de procesos, formación a técnicos, etc), investigador (formación de doctorado, dirige los proyectos de investigación). Por lo tanto un licenciado/graduado en biología no suele hacer tareas exclusivas de técnico de laboratorio. Ahora bien, es cierto que la mayoría de empresas en España investigan muy poco por lo que la mayor parte del trabajo son tareas relacionadas con procesos productivos más o menos rutinarios (procesos de screening, fabricación de productos biológicos, control de calidad microbiana de lotes, etc). Por último, también quiero decir que la mayoría de estos puestos al final se cubren por contactos o recomendaciones así que es importante conseguir hacer unas prácticas para que te conozcan y tengas algo de experiencia e intentar crear una red de contactos para que se acuerden de ti o te puedan recomendar. Mucha suerte!

      1. ¡Hola Jose!

        Muchas gracias por tu aportación. Siempre es genial contar con la visión de un experto. Y totalmente de acuerdo contigo en el tema de los contactos, el consabido networking. Hoy en día, la mayor parte de los puestos de trabajo se consiguen así. Hay que cuidar la red de contactos profesionales desde ya 😉

        Un saludo y gracias de nuevo por tu comentario.

  4. ¡Hola, Bichólogo!

    En primer lugar, ¡muchas, muchas gracias por sacar adelante este maravilloso blog!

    En esta ocasión he acudido a él porque estoy atravesando una (de las ya unas cuantas) «crisis existenciales» sobre mi futuro… y quería compartir mis inquietudes.

    Soy recién graduada en Biología en España y ahora mismo estoy cursando el máster en formación del profesorado para secundaria y bachillerato. Siempre he tenido vocación docente. Me encanta darle vueltas a la cabeza pensando en las diferentes formas en las que se podría contar un contenido (el que sea) para que lo entienda todo el mundo. Sin embargo, también me gusta la investigación.

    Lo que me estoy dando cuenta (y me está doliendo) es que en cuanto te metes en el mundo de la enseñanza, pierdes toda clase de vinculación con el mundo científico. ¿Pero cómo es esto posible si lo que somos es profesores de ciencias?. Es cierto que la educación secundaria y el bachillerato tiene otras muchas dimensiones (no solo la transmisión de conocimientos como sería la universitaria), pero eso no implica que dejemos de pertenecer al mundo científico. Es cierto que no nos dedicamos a la generación de conocimiento como sería hacer investigación, sin embargo, una de las partes fundamentales en el método científico es la transmisión del conocimiento. Y la formación previa.

    De momento, me planteo hacer unas oposiciones, aunque por otra parte y a pesar de sus ventajas, me «frustra» un poco ese camino tan monótono aunque sea para dedicarme a mi vocación (pero esto es otro tema jaja). Y dentro de este mundillo (suponiendo que llegue), me gustaría ser capaz de establecer vínculos entre el docente de instituto y el docente universitario. Hoy en día, uno de los problemas de los científicos es que no llegan a la sociedad. La divulgación científica es pobre en comparación con la imperiosa necesidad de formar a la sociedad en conocimientos científicos, o por lo menos, que entienda de su importancia. Me parece que se potencia poco el papel del docente en este aspecto. Somos los que tenemos contacto con los chavales y su primer espejo en el que mirarse. ¿Es una locura plantearse ser docente y poder hacer cosas relacionadas con la investigación? Para mejorar las clases, transmitir mejor la ciencia, mejorar la divulgación, darles a conocer estas profesiones nuevas que surgen del emprendimiento… Si estas salidas las van escuchando desde que son pequeños cuando lleguen al mercado laboral las deberían encontrar normales. Y somos los profes los que se las debemos contar.

    ¿Por qué hay tanto «desprecio» a veces entre los biólogos científicos y los biólogos docentes? Cuando creo que lo que deberíamos hacer es más «piña» para poder cooperar y beneficiarnos de la posición de ambas partes.

    No sé… es algo que me está rondando la cabeza desde que empecé el máster (ya hace unos meses).

    He planteado varias cosas distintas, quizás no haya sido capaz de plasmarlas adecuadamente, pero me parece un buen lugar para ver si hay más gente que piensa así.

    Muchas gracias de nuevo por tu maravilloso trabajo con este blog, ¡lo sigo con atención!

    Un saludo.

    1. ¡Hola Irene!

      Antes de nada, perdón por el retraso en contestarte, pero llevo unos meses de locura jeje

      Respecto a tus dudas, pues es una situación compleja. La investigación y la docencia son dos cosas que, si se hacen bien, consumen una gran cantidad de tiempo. Por ello, probablemente, quienes se dedican a una tienen poco o nada de tiempo para la otra. Si bien en la universidad es más sencillo combinarlas, por la orientación docente de la misma, en el ámbito escolar es más complicado, ya que los colegios no suelen contar con recursos ni económicos ni materiales para dedicar a la investigación.

      Sin embargo, esto no debería ser una traba si tú quieres mantener cierto contacto con el mundo de la investigación desde el mundo de la docencia.

      Por un lado, y como bien dices, los docentes tienen un papel fundamental en la divulgación de los avances científicos y tienen en los colegios e institutos una excelente plataforma para ir acercando la ciencia a la sociedad. Pero es verdad que esto supone un esfuerzo extra por parte del docente, que ya suele tener suficiente carga de trabajo como para añadirle el mantenerse al día y elaborar los materiales necesarios para esta divulgación.

      Sin embargo, siempre se pueden hacer cosas de ese tipo:

      * Participación de los alumnos y el docente en programas de ciencia ciudadana
      * Hacer un seminario semanal o mensual donde se lean y comenten artículos científicos o divulgativos, o bien se invite a alguna personalidad del ámbito de las ciencias a que hable sobre su trabajo o sus investigaciones.

      Lo que es cierto es que si te dedicas a la docencia tendrás muy poco tiempo para investigar. Pero el grado de compromiso y las ganas de invertir tiempo y creatividad para acercar ambos mundos ya sólo dependería de ti 🙂

      Y tampoco creo que exista un «desprecio» como tal entre investigadores y docentes. Es verdad que mucha gente llega a biología de rebote o con el único fin de sacarse unas oposiciones en Secundaria, y por eso quizás se cree esa «distancia» entre biólogos más vocacionales frente a otros más oportunistas. Pero no creo que sea más allá de lo anecdótico jeje

      Para mí no existe ninguna diferencia entre el biólogo docente, el divulgador o el bata/bota. Todos son piezas importantísimas de este complejo engranaje que es la Biología. Y si alguno de ellos fallase, es probable que todo terminase sin tener verdadero sentido. La ciencia no sirve de nada sino vuelve a la Sociedad y revierte en ella. Y no se puede hacer ciencia si no se crean nuevas vocaciones y se las educa para vivir, disfrutar y transmitir la biología.

      Al final, ese espacio que tú buscas, esa intersección, es un lugar complicado, pero desde luego no inaccesible, sobre todo si cuentas con motivación y con creatividad 😉

      Y muchas gracias por tus palabras, me alegro de que el blog te guste y te resulte útil y entretenido. Gracias a ti por estar al otro lado 😉

  5. ¡Hola Bichólogo!

    Soy estudiante de 4º de la ESO y me gustaría hacer la carrera de biología ya que desde pequeño me encanta. El año que viene voy a empezar el bachillerato científico pero no voy a escoger física porque no me gusta nada. El problema esta en que en la carrera es obligatorio hacerla el primer semestre del 1r curso. ¿Que me recomiendas hacer?

    1. Hola Roger, yo estoy en 2º de carrera y no cursé física en bachillerato y la he aprobado, con un 6, pero aprobada al fin y al cabo. No lo veo algo imprescindible en bachillerato, pero es cierto que lo agradecerás.
      Mi opinión es, que si se te da realmente mal y se va a ver reflejado en tu media de bachillerato, no la cojas, pero si la alternativa de no hacerla no te va a aportar demasiado y no crees que vayas a tener una notaza, pues a lo mejor te compensa coger física.
      Animo y un saludo.

      1. Muchísimas gracias Silvia, menudo alivio la verdad. Voy a coger ciencias de la Tierra que se me da muy bien así me aseguro una buena nota. Tenía la alternativa de hacer biología ambiental porque no hay nada de física en toda la carrera pero me atrae mucho más la biología «a secas».

        Gracias por tu comentario.

    2. Hola Roger,

      Estoy de acuerdo con Silvia. No es imprescindible haberlo cursado en bachillerato, pero si lo haces, eso que llevarás adelantado, porque el nivel, al menos en mi universidad, era similar al de bachillerato. Así que todo dependerá de como mejor te organices tú.

      Además, durante la carrera te vas a encontrar asignaturas que no te van a gustar, pero que son un paso previo imprescindible para conseguir tu título. Así que te encontrarás con esta disyuntiva con frecuencia jeje

      ¡Un saludo y ánimo en tu camino hasta convertirte en biólogo!

  6. ¡Hola Bichólogo!
    Qué bien ver un post como este. Creo que le será muy útil a mucha gente. Ojalá lo hubiese leído yo hace unos años, jaja. Solo quiero aportar mi granito de arena a tus lectores, y es que creo que hacer prácticas en verano, por ejemplo, también puede ayudarte mucho a ver cómo es la realidad. A veces, desde la Universidad y la teoría, crees que te gusta algo y cuando trabajas en ello ya no lo ves tan claro. Por eso, ir probando mientras estudias también puede ser una opción. A mí me sirvió :P. Por otra parte, y como has dicho, es bueno seguir tu propio instinto ^^.
    ¡Un abrazo!

    1. ¡Hola Miriam!

      Muchas gracias por tus palabras. Para mí sería un honor y un placer que este post estuviese ayudando realmente a la gente. Y concuerdo al 100% contigo. El realizar unas prácticas en verano te dará una perspectiva mucho más realista del área en cuestión. No es lo mismo que te guste leer y aprender sobre genética que tener que pasarte muchas horas haciendo PCRs anidadas que pueden quedar luego arruinadas por una contaminación debido a algún error en el procesado de la muestra, por ejemplo.

      Un saludo y muchas gracias por aportar ese importante granito de arena 😉

  7. Hola!!
    Muy interesante todo lo que escribes! 🙂

    Soy estudiante de Biología en Colombia, estoy buscando tema para la tesis pero estoy muy confundida 🙁 estoy interesada en trabajar cerca de mi pueblo, allí se encuentra un área natural que presenta unas formaciones rocosas únicas en el sitio (Se llama Los Estoraques) y desde que entré a la universidad me han encantado los murciélagos, pero no he podido elegir un tema que relacionen estas dos elementos…quisiera que me ayudaras con ideas, mil gracias!

    1. ¡Hola Isabel!

      Pues así a bote pronto, es difícil elegir un tema sin conocerte a ti, tus líneas de trabajo, tus intereses o la zona en cuestión. Pero podrías hacer un estudio de la distribución de las distintas especies de murciélagos en los Estoraques, estudiar sus preferencias de hábitats (por qué habitan y crían en algunas zonas y no en otras), su dieta, el efecto de la presencia del hombre en su distribución, su reproducción, su ecología… Todo depende de tu área de interés, tu propia experiencia y la disponibilidad de datos previos o no. Si quieres, escríbeme a contacto@elbichologo.com contándome más datos concretos y quizás se nos pueda ocurrir alguna cosa 😉

  8. ¡Hola!
    Sé que el post es del año pasado pero es referente al tema que por el momento me inquieta.
    Soy estudiante de Biología, no tiene mucho que ingrese, estoy en el segundo periodo/semestre, y se que quizá aun tengo tiempo, pero considero que el irte definiendo durante la carrera te puede ayudar a ir enfocando ciertas actividades hacia lo que uno busca, como lo de formar parte de grupos de investigación o cosas relacionadas, de igual forma mi tutor académico a estado duro y dale con que me defina y enfoque en un área, pero cada vez que le comento algo que me interesa me pone trabas, creo que espera a que sea tan específico como él. Él es entomólogo, se especializa en lepidópteros, en cuestiones de ecología, biogeografía y comportamiento. Bueno, antes de decidir estudiar biología pensé en entrarle a Medicina, como muchos, pero hacia el final de la prepa me di cuenta de que no era lo que yo esperaba, y con todo en contra (mis papás que dudaban de la carrera y el hecho de irme a estudiar en otra ciudad) me arriesgué por biología, sigo interesado en algo relacionado, me interesa Neurobiología, y estuve investigando y va muy de la mano con histología, citología y fisiología animal, y eso fue lo que le comente a mi tutor y su respuesta fue «Neurobiología… ¿De qué?». Ya no entendí que es lo que quería de mi, o si se trataba de enfocarme en algún tipo de organismo como él con las mariposas, he estado leyendo mucho al respecto pero nada me aclara esa duda, así que me anime a comentar tu blog, igual y puedas darme algún consejo al respecto y comentarme, ¿Qué tan específico debo ser?

    1. ¡Hola Jesús!

      Siento haber tardado tanto en contestar este comentario, pero se me debió de escapar en su momento y me lo acabo de encontrar de casualidad jeje ¡Lo siento!

      Respecto a tu pregunta, cuando trabajas en investigación lo normal es ser muy específico. ¿Por qué? Porque los grandes temas generales están muy estudiados. Por eso, normalmente, nos ceñimos a especies (o grupos de especies) muy concretos y, dentro de ellas, a comportamientos, procesos fisiológicos o aspectos de su ecología en particular.

      En investigación es bueno (y necesario) especializarse. ¿Hasta dónde? Hasta donde quieras 😉 Si estudias un determinado gen implicado en el sistema de visión de una especie en concreto de mariposa, entonces seguramente serás el máximo experto mundial en la materia, pero tu campo será muy muy reducido (y seguramente también lo serán tus fuentes de financiación). Pero si estudias el mecanismo de visión de la mariposas de una determinada familia, entonces ya tienes un campo y una capacidad de acción mayor 🙂

      Hasta donde especializarte ya es una opción muy personal. Puedes echar un vistazo a este post, donde hablo un poco sobre el tema: https://www.elbichologo.com/generalista-o-especializado/

      Pero ya te digo que si vas a ir por la rama de investigación tendrás que especializarte bastante 🙂

      Un saludo

  9. Buenos días! Sigo tu blog desde hace ya mucho tiempo. Me encantan las entradas que escribes y es facil sentirse identificado con muchos de los dilemas a los que nos enfrentamos los que, por un motivo o por otro, nos decantamos en su dia por esta profesion. Asi que mi mas sincera enhorabuena.

    A parte de eso, hoy estoy un poco insomne meditando sobre una entrevista para una beca que tengo en dos días, no sabia con quien hablar del tema que me pudiese aconsejar, y me has venido a la cabeza de repente. Siempre habrá una primera vez para pedir consejos en internet, y creo que hoy va a ser la mia.

    Soy Biologo, concretamente Microbiologo, Me licencie hace 3 años e hice un master en Microbiologia a posteriori. Todo sea decir que encontrar trabajo de lo mio me esta costando dios y ayuda. Todos piden experiencia, y nadie quiere darte una oportunidad. El dilema que tengo es, hace cosa de un mes me apunte a un proceso de seleccion en el que se otorgaban becas para cursar un MBA en industria farmaceutica y biotecnologica. La beca consiste en 12 meses de practicas en las que te remuneran el coste total del master (que es desorbitado). En su momento dije «¿Por que no? 12 meses de practicas, un MBA siempre suena importante, y estas sin trabajo». Pero ahora, a dos dias de la entrevista en Madrid, repasando en que consiste, me he puesto a pensar ¿Para que coño va a hacer un biologo un MBA? ¿Mercado? ¿Economia? ¿Que pinta un microbiologo estudiando algo asi?

    Tengo tanto caos cerebral que no se si es en parte miedo o si realmente tengo razón al decir «Esto no va dirigido a ti». ¿De verdad hay biologos que han estudiado algo asi? ¿Y no seria eso hacer un giro de 180 grados respecto a lo que siempre he estudiado?

    Muchas gracias por tu ayuda, si es que tienes tiempo de leerme y contestar.

    Un saludo!!

    1. ¡Hola Koldo!

      Normalmente, los MBA nos suenan totalmente ajenos a nuestra área de trabajo: ¿Negocios? ¿Dirección de empresas? Pero todo depende del campo que te interese a ti. A lo largo del desarrollo de tu profesión vas a tener que aprender muchas cosas que, a priori, nada tienen que ver con la biología. Y adquirir formación sobre administración de empresas farmacéuticas y biotecnología puede resultar de mucha ayuda. De hecho, te invito a que visites algunas de las entrevistas que hago en el blog a emprendedores del ámbito de la biología. Todos ellos han tenido que aprender sobre la marcha como manejar una empresa, y conocimiento como el de ese MBA les habría venido increíblemente bien.

      ¡Eso significa que todos tenemos que hacer un MBA? Para nada. De hecho, a la gran mayoría de los biólogos no les hará falta. Todo depende de hacia dónde quieras encaminar tu carrera. Si tienes inquietudes por el emprendimiento o por trabajar en la industria farmacéutica, por ejemplo, ese MBA podría resultarte muy interesante.

      Sin embargo, si lo que te gusta es la investigación y prefieres trabajar en un laboratorio mientras otros son los que cargan con las responsabilidades de dirigir la empresa, entonces ese MBA no es para ti.

      Plantéate si ese MBA entra dentro de tu plan, de la imagen que tienes de ti mismo dentro de 10 años. Si crees que puede encajar, lánzate a esa entrevista. Para decir que no y renuncia a la plaza siempre hay tiempo. Pero si por el contrario es algo que no te resulta interesante, que no te va a proporcionar buenos contactos o que te va a impedir trabajar en la búsqueda del trabajo de tus sueños durante los próximos 12 meses, entonces déjalo pasar.

      Cada cual tenemos nuestros propios sueños, nuestras aspiraciones y nuestras cosas que nos motivan. Tendrás que analizar si ese BMA, si los conocimientos y las habilidades que adquirirías, estarán en la línea del trabajo que persigues. Y actuar en consecuencia.

      Siento no poder darte una mejor respuesta, pero se trata de decisiones muy personales que sólo tú puedes y debes tomar. Sin embargo, espero que este comentario te sirva para plantearte un nuevo enfoque del asunto que te ayude a tomar la decisión que consideres más adecuada.

      Un saludo y ya nos contarás qué has decidido, Koldo. Y mucha suerte, elijas lo que elijas 😉

  10. Hola Nacho!

    Me ha gustado mucho el post, siempre intento leerte porque nos abre los ojos a los que como yo siempre estamos dubitativos y explicas todo muy bien.
    Por lo que te he leído estoy siguiendo una vía parecida a la tuya. Acabé el grado en Biología (con mención/especialización en biología ambiental) pero como en España está todo tan mal y a mi parecer hacer un máster allí no sirve de mucho y menos en la rama de bota me fui a Inglaterra a trabajar de lo que fuera como muchos otros y a mejorar el inglés. Ahora llevo desde agosto en Lund (Suecia, creo que tu también viviste por aquí) estudiando un máster de dos años en Ecología Animal.
    Me está gustando bastante pero todavía no encuentro algo que me guste más que otras cosas y sigo dubitativo sobre ello. Y tengo la sensación de que voy a seguir toda la vida así!!!
    Me gusta todo en Biología y por ello nunca he sabido decidirme, aunque sobre lo que más se es sobre aves, supongo que seguiré con ellas…

    Un saludo y gracias por todo.

    1. ¡Hola Arturo!

      Me alegra enormemente que te resulten útiles los posts que voy escribiendo. Ese es el objetivo del blog y sois vosotros quienes le dais sentido a todo este trabajo 😉

      Sí, estuve en Lund, aunque sólo algunos días. Y a punto estuve de ir de estancia breve de la tesis, pero se torcieron las cosas (un experimento que salió mal y me quedé sin muestras que poder analizar).

      Respecto a que te gusta todo… Eso no es un problema. Desde mi punto de vista es una ventaja, ya que tienes muchas más puertas abiertas de cara a hacer algo que te guste de verdad y con lo que disfrutes en tu día a día. Ve probando y haciendo lo que te guste y poco a poco, sin darte cuenta, estarás haciendo lo que te apasiona. Y si en el camino encuentras algo que te llena más aún, ya he comentado que los cambios, si están bien llevados, son muy positivos en tu carrera 😉

      Un saludo y gracias a ti por estar al otro lado y por pasarte a comentar 😉

  11. Hola bien día! Me a gustado mucho este post. Yo estoy iniciando la carrera de biología me apasiona mucho todo lo que abarca aun que si me encuentro confundida sobre lo que mas me apaciona o me interesa, me da un poco de miedo no poder con las exigencias de la carrera más que nada no decidirme por alguna rama o especialidad. Pero creo que si me gusta tanto, aún que cueste trabajo lo voy a lograr.

  12. Hola bien día! Me a gustas mucho este post. Yo estoy iniciando la carrera de biología me apasiona mucho todo lo que abarca aun que si me encuentro confundida sobre lo que mas me apaciona o me interesa, me da un poco de miedo no poder con las exigencias de la carrera más que nada no decidirme por alguna rama o especialidad. Pero creo que si me gusta tanto, aún que cueste trabajo lo voy a lograr.

    1. ¡Hola Rebeca!

      Todo es cuestión de trabajar muy duro y no desesperar. No es un camino fácil, pero desde luego que no es imposible. Y lo de decidirte, ya verás como pronto descubres qué es lo que te gusta. A veces uno lo tiene claro, pero otras está donde menos te lo esperas. Prueba asignaturas, prácticas, voluntariados… Y más pronto que tarde encontrarás aquello que te apasione 😉 Y cuando tengas dudas, ya sabes que siempre puedes preguntarme 😉

      ¡Un saludo!

  13. Hola soy una estudiante de Biología, en El Salvador y me parece muy interesante tu página, me ha ayudado mucho al conocer las experiencias expresadas y a buscar la manera de que vías tomar sobre mi vocación, esa palabra me gusta mucho «Vocación» eso de dedicarse a la Biología.

    1. ¡Hola Dolores!

      Todo un placer y un honor que este pequeño rincón de internet te haya ayudado aunque sea un poco y te resulte entretenido.

      Muchas gracias por estar al otro lado de la pantalla leyendo el blog y por tomarte tiempo en dejar un comentario.

      Un saludo desde España,

      Nacho

  14. Muy interesante. Yo estoy terminando mi proceso de tesis en ecología molecular (estudie Biología Experimental) y estoy aplicando para una maestría en Biología Ambiental. Busco investigar pero que no atarme a la investigación, ya que quiero realizar cosas más prácticas como la consultoría, proyectos de restauración, tratamiento de aguas, etc. Creo que la maestría es una buena opción y busco algo profesionalizante (más allá de la formación en investigación) pero el doctorado ya es de pensarse, yo no lo haría terminando la maestría, sino después.

    La alternativa de realizar una empresa es muy atractiva en Biología a mi me llama la atención empezar una desde ahora para tener algo ya medio asentado para cuando salga de la maestría.

    Quiero comentar que en algún momento quería juntar muchas áreas de mi interés como el buceo, lo cuál me estaba llevando a considerar una maestría en biología marina. Aprendí que no es necesario juntar todos mis intereses, y que las actividades que me gustan las seguiré llevando a cabo porque es mi gusto, no forzándolas a formar parte de mi trabajo ya que pueden reducir mis opciones laborales. Creo que es posible que si las sigo practicando en algún futuro pueda trabajar en algo que conjunte mis intereses.

    En fin, creo que como mencionas, hay que mantenerse con ánimo y de cierta manera resistirse a la especialización en un campo, además de emprender proyectos junto con otras áreas como las artes y las humanidades, nada hay más enriquecedor. Te quiero compartir este enlace, es un proyecto genial de un estudiante de artes de mi rancho: Guanajuato, México. https://vimeo.com/18853622

    1. Un doctorado es una decisión seria que hay que meditar bien. Suponen un compromiso y un sacrifico a lo largo de varios años de tu vida. Es algo para pensárselo muy muy bien 😉

      En biología hay muchas formas ramas que se tocan, y el buceo se puede practicar desde distintas disciplinas: la obvia de biología marina, estudias de plantas o animales dulceacuícolas, censos o estudios de impacto ambiental… Si encaminas tu profesión hacia esas áreas seguramente puedas compaginarlo.

      El emprendimiento es una salida cada vez más extendida en estos tiempos que corren y la biología ofrece numerosas posibilidades. Pero también tienes que saber bien dónde te estás metiendo, pues hay que invertir mucho tiempo y, a menudo, mucho dinero antes de que una empresa sea funcional y ofrezca beneficios. Sin embargo, siempre se puede ir adquieriendo experiencia con determinadas actividades a pequeña escala, antes de lanzarte a montar la gran empresa 😉

      Y yo no digo que haya que evitar una especialización. Al contrario, creo que una cierta especialización es necesaria. Pero en un mundo tan cambiante como hoy en día, hay que saber mantener un delicado equilibrio entre especialización y versatilidad.

      ¡Un saludo, Joel!

      1. Aja, eso era, especialización pero manteniendo versatilidad. Muchas gracias por tus consejos y tus entrevistas, me están ayudando mucho a orientarme y a aprender sobre que caminos tomar para llegar a donde quiero.

        Saludos estimado!
        J

  15. Hola!
    Queria decir que me gusto el post por que llevo desde que terminé la carrera hace ya casi un año, perdida absolutamente con este tema, con especializarme.Buceando en la red y buscando las opciones reales que de da el mercado como posible trabajo.
    Terminé la carrera con el plan antiguo, y mi especialidad es un poco de todo, aun que lo que más estudié es ecologia pura y dura, lo que menos toqué fué la rama de biología molecular. Me gustan muchas cosas diferente, y me gustaria poder investiga, pero la realidad es que es casi imposible hacer un doctorado. En mi facultad, generaciones por encima y por debajo, se pueden contar con los dedos de una mano las personas que le concedieron una beca doctorado.Por tanto, esto queda decartado para mi, ya que no me puedo permitir 4 años sin trabajar,( ¿quien puede?)y con ello mi sueño de poder estudiar cosas como Palebiologia o Paleoclimatologia que nadie da un duro por esto.
    Me he planteado todo, sector privado, aun que nos encontramos en una situación en la que hay sobreprepación en nuestro campo, por tanto piden una especialidad en la mayoria de los casos aparte del título.
    Me he planteado el sector público, pero no la docencia ya que es imprescindible el master de profesorado para esto, prefiero poder estudiar cosas que realmente me interesen como un master de evolucíon, en lugar de gastarme el dinero en esto, la verdad.Merefiero al sector público para medio ambiente, conservación.Esto me gustaria mucho pero la realidad es que las plazas son muy limitadas. A nivel nacional apenas hay plazas que salgan a consurso, ya tendría que ser a nivel autonómico o provincial, y la cantidad de estas plazas depende del gobierno de la región.
    Asi que actualmente estoy en la situación de plantearme tener que especializarme en algo haciendo un master oficial para poder acceder al mercado laboral, o empezar a plantearme seriamente opciones de autoempleo, agricultura ecologica … no se.
    En realidad es un poco frustante, ya que por el camino te vas dando cuenta de que nada es tan bonito, y que tienes que ir descartando cosas que aun que te apasionen, no puedes dedicarte a esto, al menos en este país.
    Gracias por leerme, y ofrecer este espacio abierto para esto.
    Un saludo!

    1. ¡Hola Melania!

      Muchas gracias a ti por aportar tu experiencia y tu punto de vista. Hay mucha gente en tu situación, así que seguramente les sea de utilidad leer tu propia experiencia.

      La situación en España es muy complicada. Si quieres tirar por la investigación, o tienes suerte o lo mejor es probar suerte fuera. Hay muchas (relativamente) ofertas de doctorados en el extranjero en áreas la mar de interesantes. ¡Y con mejores sueldos que aquí!

      En cuanto a la educación, si es en el sector público es master es obligatorio. Sin embargo, creo (y si no que me corrija algún lector) que en la enseñanza privada no es necesario ese master. Ya te digo que no estoy seguro, pero entérate, por si acaso.

      También está la divulgación y la educación medioambiental. En el primer caso es bastante complicado que vivas de ello y en el segundo el sector está bastante desordenado y es un poco caótico, pero algo de espacio hay. También hay un campo interesante en la formación, pero es difícil hacerse un hueco.

      El funcionariado es una salida cómoda, pero en los últimos años la accesibilidad hay sido muy escasa, como bien dices. En algún momento se tendrá que reactivar y salir plazas, pero hasta entonces…

      Por último, el autoempleo es una de las mejores salidas hoy en día, teniendo en cuenta la situación actual. La biología ofrece enormes posibilidades y hay proyectos absolutamente fascinantes relacionados con ella. Pero una vez más, en España ser emprendedor es una pesadilla. Y más aún si decides hacerte autónomo, con esas condiciones infernales. Sin embargo, emprender en biología es una de las facetas que más me llama la atención últimamente.

      Te mando muchos ánimos y no desesperes. Plantéate un objetivo claro y firme, cree en él y persíguelo con todas tus ganas. Sólo con eso ya estarás haciendo mucho más que la mayoría de la gente. Si lo consigues, habrás hecho realidad un sueño. Si no, habrás aprendido muchas cosas en el camino y seguramente hayas descubierto también nuevos objetivos 😉

      ¡Un saludo!

      1. Muchas gracias Bichólogo!!!
        Se que tienes razón, hay que plantearse un objetivo claro y firme e ir a por él, pero tengo que decir que es realmente dificil, ya que la Biología, como dices, es una ciencia amplísima y repleta de cosas fascinantes en todos los campos.Por esto mismo me cuesta tanto elegir un solo campo, y por eso estudié tanto de ecologia, ya que como bien dicen, la ecología es el cajón desastre de la biología, toca todos los campos…
        Pero bueno, yo recomiendo a la gente que este como yo, que se dedique el tiempo suficiente para tomar esta decisión, ya que si estás en biología es por que te fascina el estudio de la vida, y eso implica muuuuchos temas diferentes.
        Por otro lado, lo que espero también de mi profesión es tener la oportunidad de tocar diferentes campos a lo largo de mi vida…ya que muchos estén interrelacionados, como tu explicas.
        Seguiré tu blog para leer todas tus recomendaciones, y gracias por acordarte de la gente que anda por la red en busca de respuestas…
        un saludo!

        1. Pero recuerda que ese objetivo «en firme» no estará escrito en piedra. Puede que vaya variando con el tiempo y simplemente tendrás que variar tu estrategia acorde a él. Además, en tu camino hacia él puede que descubras una nueva vocación o un nuevo rumbo que quieras seguir. Tan importante es el objetivo como el camino que sigues para recorrerlo 😉

          ¡Un saludo!

  16. Se te ha olvidado otro tipo de biologos, el de mayor proyeccion laboral. El biologo de ordenador je je
    Buen post, as usual!
    Saludos

    1. Hola Lemmus!

      Cuánto tiempo jeje. No me he olvidado, pero tampoco puedo detallar todo o me saldría una enciclopedia en vez de un post. Yo eso lo incluiría dentro del trabajo de «laboratorio» (aunque te puedas llevar el portátil al campo :P). De todas maneras, seguramente haga un blog dedicado al papel de las nuevas tecnologías en la profesión y cómo la están transformando.

      Pero no está nada mal que lo recuerdes, porque a menudo se nos olvida (a mí el primero) ese campo que, como bien dices es el que más futuro tiene.

      Un saludo y genial volver a verte por aquí. Echaba de menos tu toque de calidad en los comentarios 😉

  17. Hola!
    Comencé el doctorado hace un tiempo en un área que no me llamaba mucho la atención, pero tal y como están las cosas en España acepte la gran oportunidad sin pensarlo.
    El problema ha venido un tiempo después, el doctorado exige un compromiso increíble, una motivación intrínseca total, y cada día me doy mas cuenta que no me gusta en absoluto el tema, no me suscita interés y lo estoy pasando bastante mal.

    Creo que esto es algo que solo podemos entender los biólogos, y mas aquellos que hayamos decidido tirar por el camino de la investigación.

    Lo más probable es que lo deje, porque la falta de motivación me hace no poder con ello. Comparto este sentimiento porque la verdad que me gustaría tener mas opiniones y bueno, creo que las experiencias nos enseñan cosas y no me arrepiento de haber aceptado esta oportunidad, pero antes de hacer un doctorado hay que pensarse las cosas bien!

    1. ¡Hola Fernando!

      Sí, el doctorado es una etapa tan dura como apasionante. Y exige mucho esfuerzo, compromiso y tiempo jeje Por eso siempre insisto en mis posts en que la gente se lo piense muy bien antes de entrar a uno. Incluso gustándote el tema hay veces que resulta muy duro (yo estuve a punto de dejarlo alguna vez). Pero siempre se sacan fuerzas para acabarlo. Pero cuando no hay motivación… la cosa se complica.

      En este caso no hay consejos buenos. Si no te queda mucho, intentar acabarlo es una opción, aunque no será nada fácil. Cortar con ello y comenzar por otra cosa (o por otro tema) también es posible. No habrás perdido el tiempo, porque sin duda habrás aprendido muchas cosas, y no sólo sobre el tema de tu doctorado, sino sobre cómo se trabaja en investigación, como escribir artículos científicos o pósters de congresos, análisis estadístico, trabajo de campo/laboratorio, habrás hecho contactos…

      Todo depende de tu situación y de las energías y las ganas que tengas de probar nuevos campos o de acabarlo de una vez.

      Seguramente más de una persona de las que siguen el blog está igual que tú y pueda darte su punto de vista. Yo te animo a que, elijas lo que elijas, vengas más adelante y nos lo comentes. Seguro que tu experiencia puede resultar muy útil a mucha gente.

      ¡Un fuerte abrazo y muchos ánimos!

      1. Muchas gracias!
        Tan solo llevo 6 meses y a pesar de que solo llevo eso tengo claro que el tema no me motiva, tomé la decisión sin ser consciente de la implicación de un doctorado.
        Creo que es mejor tomar la decisión ahora que dentro de un año…

        1. Estoy de acuerdo contigo. Si sabes que no es lo tuyo, es tontería seguir forzando las cosas, porque si no disfrutas con ello tarde o temprano lo terminarás dejando. Un doctorado, aunque desde fuera parezca un paso simple y lógico, tiene enormes implicaciones y un grado de compromiso y esfuerzo brutal. Es una decisión que hay que meditar mucho.

          Un saludo y muchas suerte!! Y ánimo, que hay muchas opciones ahí fuera 😉

  18. HOLA:

    Soy pasante de biólogia y por el momento me he enfocado en la utilización de sistemas de información geográfica (para mi tesis), me gusta y creo que es muy útil (aunque en varias ocasiones he estado a punto de mandar todo al demonio, pero al parecer es normal jaja)…por mi parte he contemplando lo de el servicio publico y la docencia, aunque me gustaría seguir con algo de investigación…si se puede en ese orden seria genial

    1. ¡Hola Valeria!

      Los sistemas de información geográfica son una herramienta fundamental hoy en día, tanto en la investigación como en la empresa privada, en áreas como la consultoría ambiental, por ejemplo. Y sí, son una fuente inagotable de dolores de cabeza y frustraciones 😉 😛

      Y todos los ámbitos están interrelacionados de una forma u otra. No siempre es sencillo cambiar de uno a otro, pero es totalmente posible 😉

      Mucha suerte y gracias por pasarte a compartir tu experiencia y tu opinión 😉

  19. También la docencia en biología es otro camino.

    Yo lo he elegido. 🙂

    Saludos desde la Ciudad de México

    1. ¡Hola Luis!

      Sí, lo comento brevemente al hablar del trabajo en la educación pública. Aunque, por supuesto, también puede haber educación privada y educación ambiental a muchos niveles 🙂

      Esa es una labor importantísima: si no enseñamos a los demás a conocer lo que tenemos nunca podrán llegar a amarlo 🙂

      ¡Un saludo y gracias por pasarte a comentar!

  20. Una lectura muy agradable, el
    campo de la biología es tan inmenso, cambiante y llamativo; que decidirse por una rama es tan difícil, la pasión por la vida te hace querer siempre estar en todos lados. Para mí la pregunta más difícil será cuando te pregunten ¿botas o batas?.
    ¡Saludos!
    @Antonio_reyez. Estudiante de Biología.

    1. ¡Hola Antonio!

      Me alegro mucho de que te guste el artículo. Sí, es complicado elegir. Pero lo bueno que tiene esta carrera es que tampoco tiene por qué ser una decisión estricta o excluyente, ya que la mayoría de las veces siempre confluyen varios campos en un mismo estudio o trabajo 😉 Y como comento en el post, a menudo la bota y la bata terminan juntas 😉 Todo depende de lo que quieras estudiar y del balance que quieras de una y de otra 😉

      ¡Un saludo y gracias por pasarte a comentar!

  21. Gracias por el post, Nacho.
    Si ya tiene que ser difícil elegir la especialidad dentro de la carrera de Biología, ¿como es posible que haya gente que la elija fuera de ella?
    Me refiero a que hoy en día hay un montón de carreras que antes eran sólo másteres, como Biotecnología, Genética, Bioquímica… Me gustaría saber como hay gente que lo tiene tan claro ya con lo poco que sabemos de Bachillerato.
    La biología es tan amplia que, por mucho que me agrade, si decido cursarla, seguro que va a haber cosas que me disgusten. Pero yo creo que eso será lo más sensato que puedo hacer, elegir con conciencia antes que entrar con una venda en los ojos en una carrera que hasta hace 3 días era un máster, y ya después ya veré…La vida es como un buffet, hay que intentar agarrar un poco de todo. (Menuda frase filosófica, ya la querría Nietzsche para sí)
    Saludos!

    1. ¡Hola Laura!

      Sí, estoy de acuerdo contigo. En mi época (allá por 1998, cuando empezaba la carrera) había muchas menos opciones. Hoy en día el abanico es tan amplio que abruma jeje

      Lo bueno que tiene la biología es que buena parte de la especialización se hace por trabajo. Yo estudié Biología en la especialidad de Biología ambiental y de sistemas… Y terminé trabajando en ecología evolutiva, investigación pura. Y luego en consultoría ambiental (que ya si está mucho más relacionada con la «especialización» de mi carrera :P).

      Yo creo que lo importante es que sepas lo que quieres. Una vez que empieces a andar en esa dirección, el camino se abrirá ante ti 😉 Y durante la carrera es el mejor momento para probar. Si lo que te apasiona es una de esas nuevas carrera, infórmate bien y, si te gusta lo que ves, ve a por ella. Si no estás segura, desde Biología podrás especializarte sino en eso en concreto (que seguramente sí) en un área muy cercana. O quien sabe, quizás descubras una nueva vocación inesperada 😉

      Un saludo y mucha suerte con tu decisión 😉

  22. Soy recién egresada y aún no e encontrado mi camino, durante la carrera me di cuenta que la ecología era una de mis pasiones y me gustaría mezclarla con la parte académica, de hecho por ahi lleve miresidencia profeprofesional, pero a la hora de buscar un empleo es algo super difícil, siempre supe que así seria pero ya que lo vives es frustrarse.

    1. Hola Yarah.

      La situación laboral está complicada, muy complicada, en cualquier parte del mundo. Y nuestra carrera no es una excepción. Lo importante es pertrecharte bien no sólo de conocimientos, sino de experiencias, y desarrollar también otras cualidades no directamente relacionadas con la biología que te permitan ser un profesional versátil y eficiente. Si te gusta la academia, el itinerario normal pasa por hacer una doctorado, con sus luces y sus sombras. Pero ese paso, aunque casi imprescindible, no te garantiza el trabajo futuro.

      En cualquier caso, nada te garantiza el futuro. Nos toca construirlo con constancia y esfuerzo 😉 Así que yo te animo a seguir adelante, a no desfallecer y a perseguir aquello que te guste. Mantente alerta y despierta y no tengas miedo a probar cosas nuevas si te interesan. A veces tu camino comienza donde menos te lo esperas 😉

      ¡Un saludo y muchísima suerte! Y si encuentras ese camino, pásate por y aquí de nuevo y me lo cuentas, que hay mucha gente en tu situación y seguro que les encantará conocer tu experiencia 😉

  23. Yo nunca pude decidirme por una sola de tantas facetas bellas de la biología… A unos meses de terminar la carrera decidí enfocarme en la divulgación de la ciencia, y espero conseguir un buen empleo que me permita ejercerlo…

    1. ¡Hola Karen!

      Te entiendo perfectamente. ¡La biología tiene tantas cosas maravillosas! Pero eso no es un problema, al contrario. De hecho, pronto escribiré sobre el tema de cambiar de área de estudio/trabajo o incluso de combinarlas 😉 Y es que no es necesario estar trabajando siempre en lo mismo 😉

      Y respecto a tu decisión, la divulgación es una de las labores más importantes de los biólogos. De nada vale el conocimiento adquirido mediante investigación si no se transmite a la sociedad y se queda solamente dentro de los círculos cerrados de los congresos y revistas científicas.

      ¡Muchas suerte en tu camino y mucho éxito!

  24. Muy interesante el articulo, sigo este blog desde el año pasado y hoy al ver el titulo de este articulo pense,,,este muchacho escribe para mi! jaja Estoy a 4 materias de finalizar la carrera y la verdad no se muy bien para donde encarar. Si tengo algunas cosas resueltas, como saber que me encanta el campo y me interesa mucho la «ecología de impacto» y sus aplicaciones practicas….pero como vos decis, debo probar con pasantias o voluntariados.
    Gracias por tus palabras, siempre me ayudan!
    Saludos desde Argentina

    1. ¡Hola Victoria!

      Muchísimas gracias por tus palabras. Es todo un honor tener unos lectores como vosotros. Debo ser el bloguero más afortunado del mundo! 😉

      Prueba, no tengas miedo a experimentar. ¡Así es como avanza la ciencia! 😛 Y te animo a ti y a todos a que me escribáis con vuestras dudas, sugerencias o temas de los que os gustaría que hablase y haré lo que esté en mi mano para sacar algún artículo o entrevista sobre el tema. De esa forma no sólo el blog sería más útil para vosotros sino que también vosotros seríais parte de él, al igual que aportáis un poco de vosotros en cada comentario 😉

      Un saludo desde España y gracias por pasarte a comentar. Me alegro de que te resulten útiles los artículos, de verdad 🙂

      1. Muchas gracias por contestar!!

        Creo que este tipo de blogs son muy necesarios e interesantes para el intercambio de ideas, información y mucho más, entre las personas que amamos o nos encanta la biología, sobre todo porque leo comentarios de personas de casi todo el mundo.

        Y ya que comentaste que nos animemos a escribirte, se me ocurrió que tal vez se puede agregar a esta «guía» algo con respecto a el trabajo de extensión, que esta muy ligado a las universidades, por lo menos aca en Argentina. Los proyectos de extensión y el trabajo de extensión es una forma de acercar la biología a la comunidad, desde varias aspectos, y mostrar y a la vez ayudar en problemáticas ambientales por ejemplo.

        Bueno si te interesa podemos hablar un poco más de esto.
        Saludos y gracias por todo siempre.

        Victoria L.

  25. Muchísimas gracias!! Me ha encantado el artículo. Yo la verdad empecé a cursar biologia de rebote, quería estudiar medicina y me quedé a unas décimas. El año pasado llegue verdaderamente a odiar la carrera, pero decidí darle tiempo yeste año cada vez me imteresa y me gusta más la carrera, el tema de la vocación es algo que me preocupa infinitamente, porque si es verdad que veo a compañeros de clase entusiasmados cuando vamos a hacer una saliada al campo en botánica y a mi realmente es algo que ni me va ni me viene, pero sin embargo no puedo parar de maravillarme durante las clases de genética y bioquímica.
    Me gustaría no alejarme del todo de la medicina y la investigación biomédica es algo que me fascina. Mi pregumta es si me podrías hacer alguna recomendación para encontrar esa vocacion que a veces me falta y que podría hacer para acercarme algo más al tema de la biomedicina.
    Un saludo, y muchas gracias por el artículo.

    1. ¡Hola Carmen!

      Hay varios artículos en los que hablo sobre la vocación. Pero como te comento en este post, la biología es amplísima. Si lo tuyo es la biomedicina, no te preocupes si no te entusisman las salidas al campo 😉 Tu vocación no tiene por qué ser la biología al completo. Te puede gustar aprender sobre cualquier cosa, pero tu vocación puede ser la biomedicina, la genética, la bioquímica. Simplemente piensa en qué te gustaría estar haciendo dentro de 10, 15 ó 20 años… Y probablemente esa sea tu vocación 😉 😛

      Respecto a como acercarte más al tema, siempre digo que la mejor forma es entrando a colaborar con cualquier departamento o grupo de investigación cuyas líneas de investigación te interesen. Mira en los departamentos de genética o de biología celular. Y no es descabellado que te pases por la facultad de medicina y también eches un vistazo a las líneas de investigación allí. ¡La colaboración interdepartamental está a la orden del día! Al final, la especialización y la orientación de la carrera la hace uno mismo en función de donde pone el foco de su atención y su trabajo 😉

      ¡Un saludo y mucha suerte! Y ya nos cuentas qué decides y qué descubres, que seguro que hay muchísima gente en tu situación a la que le resultará muy útil tu experiencia 🙂

  26. Me encantó!! Soy tutora de la carrera de Biología, y si me permitis, voy a compartirles tus palabras a los que recién arrancan la carrera. Gracias!

    1. ¡Hola Albertina!

      Por supuesto, para mí es un honor que la gente comparta mis humildes posts por cualquier medio. Y mucho más aún si con ello ayudo a todos aquellos que comienzan ahora la carrera.

      Un saludo y gracias por tus palabras 😉

  27. Muy bien Nacho, pero por ejemplo yo mezclo dos de mi pasiones, la biología y el ejercicio físico, ahora soy entrenador funcional y la gente se queda maravillada cuando le digo que soy biólogo y les hablo de metabolismo a nivel celular, y quiero volverme un divulgador científico sobre ese tema

    1. ¡Hola Rowens!

      ¡Eso está estupendo! No hay caminos marcados en la biología y siempre digo que hay tantas salidas laborales como imaginación tengas. Y aunque no soy experto en el tema, todo el tema de la biología deportiva creo que es fascinante.

      Un saludo y mucha suerte con eso de la divulgación, que es una de las funciones más importantes de los biólogos y una de las grandes carencias de la ciencia hoy en día (aunque, afortunadamente, cada vez menos ;)). ¡Gracias por pasarte a comentar!

    1. ¡Hola Cabria!

      Tienes razón, aunque yo os incluyo dentro de los de bota, aunque vuestras botas estén palmeadas 😉 😛 Pero sois biólogos de campo totalmente (aunque vuestro «campo» sea bajo el mar :P). Además, con la aleta no hay tanto juego de palabras como la bota y bata 😛 Pero sí, la verdad es que a veces sois los grandes olvidados. Algún día dedicaré una entrevista a los biólogos marinos. ¡Prometido!

      Un saludo y gracias por pasarte a comentar 😉

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"