noviembre 12

[Entrevista] La creación del Handbook of the Birds of the World, con Josep del Hoyo

2  comments

El entrevistado

Hoy tengo la suerte de tener un invitado muy especial en esta entrevista. Quizás no te suene el nombre de Josep del Hoyo, pero si te gustan las aves seguro que has oído hablar del Handbook of the Birds of the World. Se trata de una obra de referencia en ornitología que ha supuesto un antes y un después en este campo. Como nos explicará Josep más ampliamente, se trata de un ambicioso proyecto para catalogar absolutamente todas las especies de aves conocidas del mundo.

Josep del Hoyo

Josep es una persona vital que ha dedicado buena parte de su vida a un proyecto de este calibre. Y como veréis a lo largo de la entrevista, el trabajo en sí ha sido toda una aventura, no sólo por su magnitud, sino por lo que ha implicado, los sitios a los que le ha llevado y la gente que ha conocido en el camino. No te pierdas lo que nos tiene que contar esta figura del mundo de las aves.

La entrevista

1. Eres el editor e impulsor del Handbook of the Birds of the World, una de las obras de referencia en ornitología tanto para aficionados como para profesionales. Por si acaso hay alguien que aún no sabe de qué estamos hablando, ¿podrías contarnos en qué consiste?

Sí, soy uno de los cuatro editores, pero respondiendo a lo de las cifras, lo primero que hay que decir es que es una obra en la que han participado muchos autores, cerca de 300, y con el equipo editorial, los ilustradores y los fotógrafos, han intervenido más de 1000 personas. La “gracia” del proyecto ha sido tratarse de la primera vez que se hacía a nivel mundial una obra detallada sobre todas y cada una de las más de 10.000 especies de aves conocidas en el mundo. Y claro, tantas especies han requerido muchos volúmenes (17), páginas (unas 13.000), ilustraciones (más de 20.000 en 1030 láminas), fotografías (más de 7000) o referencias bibliográficas (más de 100.000). Siempre digo, cuando alguien elogia el Handbook, que bueno, que al menos es una obra “grande”…

2. ¿Cómo surge esa afición a los pájaros? ¿Existió desde siempre o algo la disparó?

Desde niño que era muy aficionado a toda la naturaleza (seguidor de los programas de Félix Rodríguez de la Fuente), pero un día, a los 20 años, encontré a un observador de aves en el Parque Nacional de Ordesa, y caminamos juntos todo el día. Por la noche hice mi primera lista de aves vistas, que incluía especies emblemáticas como el quebrantahuesos o el pito negro, y ya seguí con eso hasta ahora.

3. ¿Y cómo pasa de ser una afición a convertirse en un proyecto de tal envergadura como el Handbook?

Bueno, pues paso a paso, como casi todo en la vida. Al principio era un médico que observaba aves por afición. En 1980-81, me fui de viaje 13 meses por África, y miraba pájaros todos los días. Me frustraba que muchos que veía bien no los podía identificar por falta de buenos libros, y pensé que al regreso buscaría a fondo si había un tratado mundial de las aves que hubieran hecho ingleses, americanos o, quizás alemanes, pero nada, no existía; desde entonces, mi obsesión fue conseguir hacer realidad nosotros mismos el proyecto.

En su viaje por África
Josep durante su viaje por África, concretamente en Tanzania

4. A pesar de ser médico y estar trabajando como tal te pasaste al campo de la ornitología a tiempo completo. Incluso fundasteis vuestra propia editorial para llevar a cabo el Handbook. ¿Qué te llevó a dar ese salto?

Cuando ya pude trabajar de esto, abandoné la medicina; me gustaba, pero era una profesión, no una pasión, y no podía dejar pasar esa oportunidad. Pero claro, yo solo tampoco podía hacer algo así. Así que busqué, entre mis amigos, alguien que se quisiera asociar; todos me respondían que estaba loco, lo mismo que me dijo Jordi Sargatal en 1987, aunque luego añadió, “pero bueno, yo también estoy loco y también me parece un proyecto apasionante, así que ya somos dos”. Ese fue un momento clave, y entonces decidimos montar nuestra propia editorial, para poder hacer la obra completamente a nuestro gusto, y sin demasiadas restricciones comerciales. Pero no teníamos dinero, y Jordi tuvo otra actuación de gran importancia: me presentó a Ramón Mascort, un abogado y empresario empordanés, con sensibilidad por la naturaleza, los libros y el arte. En la primera reunión ya nos dijo que sí, que aportaría las necesarias inversiones iniciales, de modo que en 1989 fundamos Lynx Edicions.

5. ¿Cómo se organiza un trabajo tan grande? ¿Cómo lo has dividido? ¿Cuánta gente trabajáis de forma directa en él? ¿E indirecta? Supongo que será algo colaborativo. ¿Cómo elegís dichos colaboradores?

Los 17 volúmenes siguen un orden sistemático, es decir que se van tratando familia a familia, las más de 200 que forman la clase de las Aves. Se intenta tratar las familias más primitivas (la avestruz y otras aves no voladoras) al principio, y acabar con las más evolucionadas, las que se supone que llevan menos tiempo en la tierra. La elección más sensible es la de los autores, pues a menudo hay varios candidatos que suelen ser los mayores expertos de los grupos de aves que les encargamos. Al principio, cuando apenas nos conocían, nos costó convencer a algunas figuras de gran prestigio, mientras que al final se nos enfadaban si no los elegíamos.

Josep sosteniendo un halcón blanco

6. ¿Cómo conseguisteis la financiación para llevarlo a cabo? (Fondos públicos, privados, subvenciones…)

Nada de nada, jamás conseguimos ayudas o subvenciones. Toda la financiación se hizo a partir de la inversión inicial de nuestro socio principal, y cuando ya pudimos vender suficientes volúmenes, el proyecto fue económicamente viable.

7. En un proyecto sobre aves los biólogos tendrán un papel importante. ¿Qué perfiles profesionales han sido necesarios para la elaboración del Handbook?

Sí, aunque no tengo datos precisos, estoy convencido de que la profesión predominante entre los muchos autores de la obra ha sido la de biólogo, incluyendo investigadores, profesores universitarios, técnicos de administraciones, etc. Pero también han intervenido otros profesionales, desde editores a lingüistas, y un buen número de artistas especializados y, aún mayor, de fotógrafos.

8. De muchas de las especies que aparecen en el Handbook apenas habría algo de información, ¿no? Así pues, ¿de dónde sacáis el material? (ilustraciones, fotos, información…).

La fuente principal, sobre todo para las ilustraciones, ha sido el trabajo en los grandes museos de historia natural del mundo, como el de Londres y el de New York, en cuyos sótanos hemos pasado meses de nuestras vidas. Y la abundante bibliografía, para lo que fue esencial formar una muy completa biblioteca ornitológica, con más de 6000 volúmenes y suscripciones a más de 100 publicaciones periódicas. Y luego, y cada vez más, el trabajo en el campo, nuestro y de muchos otros profesionales, que además de lo que luego publican toman vídeos, fotografía y grabaciones de sonido. Nosotros mismos hemos viajado a más de 110 países, obteniendo material audiovisual (sobre todo video) de más de la mitad de las especies del mundo, y seguimos, con gran ímpetu, pues ahora estos materiales también forman parte de la versión online de la obra, el HBW Alive.

9. ¿Cuáles son los principales retos a los que te has enfrentado para sacar todo este trabajo adelante?

No lo sé bien. Hemos trabajado siempre en equipo, y con gran participación, sobre todo entre los autores, de personas con la misma pasión que nosotros, así que todo ha ido bastante bien, trabajando mucho, eso sí, pero disfrutando también. Quizás, en la práctica, el reto mayor era cerrar cada volumen a tiempo, lo cual, en el mundo editorial es muy difícil, y los retrasos en la fecha de publicación son habituales. Pero nosotros no nos los podíamos permitir; con tantos volúmenes, si no sacábamos uno al año, o poco más, los clientes hubieran tenido la sensación de que la obra no se completaría en vida de ellos, y hubieran perdido interés. Así que el mayor retraso en relación a la fecha anunciada fue de ¡13 días!

10. ¿Y los obstáculos más duros?

Quizás cuando nos dimos cuenta que nuestros cálculos iniciales sobre el trabajo necesario para documentar cada volumen estaban bastante equivocados, y que el tiempo necesario era mucho mayor al planeado. Entonces comprendimos por qué no lo habían hecho los ingleses ni nadie; ¡porque debieron hacer los cálculos bien! Nosotros, en nuestro error, echamos adelante, y cuando nos dimos cuenta, ya estábamos demasiado comprometidos, y seguimos. ¡Fue el mejor error de mi vida!

Josep del Hoyo posando con pingüinos
Sus viajes para completar el Handbook of the Birds of the World le han llevado por medio mundo

11. Aunque también te habrá proporcionado momentos inolvidables. ¿Cuál destacarías de entre todos ellos?

Este trabajo me ha proporcionado muchísimas cosas buenas, pero la mayoría de momentos inolvidables se han producido durante los viajes que el proyecto nos ha permitido hacer. Especialmente en lugares remotos, como cuando observamos cuatro ibis gigantes en Camboya, una especie que cuando, bastantes años antes, pues era del primer volumen, la trabajamos en el museo se creía extinguida. O el encuentro en una pequeña isla al sur de Nueva Zelanda con varios kakapos, el mayor loro conocido, terrestre e incapaz de volar, y del que sólo quedan unos 100 ejemplares. Y lo bueno de estos viajes es que la energía para hacerlos te la dan las aves, pero una vez allá, también conoces paisajes increíbles, ecosistemas enteros, otras culturas (incluidas las gastronómicas!) y haces grandes amigos, en tantos países y tan distintos entre sí…

12. Continuamente se están descubriendo especies nuevas, incluso aves. Y también van desapareciendo ¿Cómo incluís estas modificaciones en el Handbook?

Ahora es fácil, gracias a internet, pues la versión online se puede actualizar inmediatamente en cuanto nos llegan nuevas informaciones. De hecho, cada día se actualizan los textos de bastantes especies. Es una gran diferencia con la edición tradicional, que en cuanto se publica está acabada y ya empieza a hacerse obsoleta, mientras que la digital no se acaba nunca, y se puede mantener siempre al día.

13. ¿De todas las especies que aparecen en el Handbook, ¿cuántas has logrado observar?

Pues se da la casualidad que en mi último viaje, a Japón , en julio pasado, llegué a mi especie 8.000. Mucha gente piensa que esto del número es la mayor motivación, pero yo creo que no es así, excepto en algunos casos casi patológicos. A mi lo que me dice el número, que sólo sé porque me lo enseña la portada del programa informático que uso para anotar mis registros, es que he visto una buena proporción de las aves del mundo, y eso me permite tener una idea bastante aproximada de cómo son, cómo viven, qué problemas tienen (ellos y nosotros), etc.

14. ¿Cómo ves el fenómeno del birdwatching en España? ¿Crees que puede haber una alternativa laboral de futuro para los biólogos aficionados a la ornitología?

Eso creo que ya es verdad ahora, pero en números limitados. En España hay unas cuantas decenas de guías ornitológicos profesionales, creo que en su mayoría biólogos, y la observación de aves también ha permitido que bastantes personas creen pequeñas empresas relacionadas, como las que ofrecen viajes de observación de aves, alojamientos especializados o hides para fotógrafos de aves y de naturaleza; esta última actividad ha crecido mucho en los últimos años.

En Marruecos
Durante un viaje por Marruecos

15. El Handbook  (incluidos los dos volúmenes del Checklist) está muy avanzado. ¿Qué harás después de un proyecto tan inmenso? ¿Tienes alguna otra cosa en mente?

Bueno, tanto el Handbook como el Checklist son dos proyectos vivos, que no mueren cuando se publican los volúmenes, pues la obra en conjunto se actualiza muy frecuentemente en HBW Alive, su versión online, que reúne los contenidos de todo el Handbook y sigue la taxonomía del Checklist. Así que mientras siga viva y útil, yo no la puedo abandonar (¡hasta que ya me tenga que retirar, claro!). Pero eso no quiere decir que no tengamos cosas en la cabeza, pues dentro del propio proyecto caben muchos nuevos desarrollos y funciones, algunos muy ambiciosos; ahora, por ejemplo, tenemos en mente que los mapas del proyecto constituyan una especie de atlas mundial dinámico de la distribución de todas las aves del mundo, y para eso ya estamos hablando con otras organizaciones, pues en colaboración se suelen conseguir mejores resultados.

16. ¿Qué consejo darías a los jóvenes biólogos que están siguiendo esta entrevista y que están pensando en probar suerte en el mundo editorial?

Pues que si quieren introducirse en el mundo editorial, lo hagan aprovechando capacidades personales muy adecuadas para este objetivo. Yo recomendaría esta opción a biólogos a los que les guste enseñar y divulgar, y que tengan facilidad para escribir. Esto último no es lo que predomina, y quizás en un mundo tan tecnológico como el actual, ahora aún menos. Así que si un biólogo reúne su conocimiento en la materia con la capacidad de escribir razonablemente bien, cosa que también se puede mejorar con la experiencia, claro, enseguida va a estar en ventaja para realizar trabajos de este tipo.

Más información

Aquí tienes la web de Lynx Edicions, la editorial que está detrás del HandBook of the Birds of the World. Pero no sólo encontrarás esta publicación, sino que la editorial saca adelante multitud de material de todas partes del mundo. Además, también puedes seguirlas  en su perfil de Twitter y en su página de Facebook.

Logo de Lynx Edicions

Si eres de los que prefieren el contenido digital y estar al día de las últimas novedades puedes acceder al Handbook of the Birds of the World Alive, con todo el material de los libros y además en constante actualización. También puedes estar al día de toda la información relativa a este proyecto en su página de Facebook.

Logotipo del Handbook of the Birds of the World Alive

 

¿Estás cansado de buscar trabajo como hasta ahora sin resultado?

Suscríbete y consigue gratis el PDF "5 Razones por las que Un Blog Aumentará tu Empleabilidad como biólogo" para acercarte al trabajo de tus sueños.


Tags

editorial, handbook of the birds of the world, hbw, josep del hoyo, ornitología


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

Manejando un blog de biología: las redes sociales

No seas tímid@ y deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Exelente!, gracias por compartir, voy a practicar escribir mejor, es algo que venía pensando, me alimentan mis ganas de Bióloga, muchas gracias!!!

    Reply

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"