julio 16

Entrevista con Ana Rodríguez, anilladora

4  comments

La entrevistada

Ana Rodríguez Campos es anilladora, ingeniera de montes, trabaja en una consultoría ambiental, está montando su propio negocio y además es una gran amiga mía y compañera de fatigas laborales jeje.

Entrevista a Ana, anilladora de aves

Hoy me ha cedido algo de tiempo en su muy apretada agenda para contestarme unas preguntas. Ahora anda perdida por tierras portuguesas, persiguiendo mirlos acuáticos entre otras labores, así que muchas gracias por hacerme un hueco, que sé cómo de duras son las interminables jornadas de curro por aquellos lares 😉

La entrevista

1. Tú estudiaste ingeniería de montes. ¿Cómo decidiste ser anilladora?

Realmente la formación académica no tiene mucho que ver con que te motive el mundo del anillamiento o no. Conozco a buenos anilladores con profesiones de lo más variopintas como electricistas, informáticos, barrenderos, policías, agricultores, etc.

Pero mi caso sí que tuvo algo que ver la profesión que elegí. En el primer año de la carrera, una de las prácticas de campo de Zoología consistía en una jornada de anillamiento. Nuestro profesor era anillador y nos descubrió este apasionante mundo. Como me gustó tanto esta práctica, a pesar de tener ya aprobada la asignatura, cada vez que se hacía para otros grupos yo me apuntaba a ir de nuevo……y así poco a poco me fui enganchando.

2. ¿Cualquiera puede ser anillador? ¿Hace falta algún tipo de conocimiento previo?

Cualquier persona que tenga pasión por las aves y que le encante pasar jornadas infinitas en el campo, puede llegar a ser anillador. No se requiere ningún tipo de conocimiento previo, ni formación de ningún tipo.

3. ¿Cuál es la formación necesaria? ¿Cuánto tiempo empleaste en formarte? ¿Existe algún período mínimo?

Ufff, esto es un poco largo y complicado de contar, jeje. En España hay varias entidades avaladoras, que son las que se encargan de preparar los exámenes para obtener el Certificado de Aptitud para el Anillamiento y Marcado de Aves Silvestres. Existen diferencias en el procedimiento para acceder al Certificado de unas entidades a otras.

En mi caso, me presenté a las pruebas del CMA (Centro de Migración de las Aves). Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Ponerte en contacto con algún grupo de anillamiento cercano. Para contactar con anilladores de tu comunidad puedes visitar este link.
  2. Dentro de este grupo, que uno de los anilladores se comprometa a avalarte (simplemente tiene que mandar un mail a la entidad avaladora conforme que se te da de alta en formación en esa fecha).
  3. Luego tienen que transcurrir 2 años como mínimo desde ese día en el que te dan de alta, hasta que te puedas presentar a la primera convocatoria de exámenes. En el CMA hay dos, una en junio y otra en diciembre. En algunas entidades hacen solo una convocatoria.
  4. Una vez que cumples el tiempo mínimo y decides ir a los exámenes, tienes que presentar un certificado firmado por el anillador que te avaló, conforme que está de acuerdo en que ya estás preparado para presentarte a las pruebas.
  5. Se realizan dos pruebas, una práctica que consiste en una jornada de anillamiento y otra teórica.

Yo obtuve el Certificado a los dos años y medio de haberme dado de alta, pero llevaba mucho tiempo antes saliendo a anillar de vez en cuando y yendo a campañas intensivas de anillamiento.

Pero ya os digo, que esto depende de la entidad para la cual os presentéis, en otras en lugar de pedir los dos años mínimos te exigen un mínimo de haber anillado 1000 individuos de 50 especies diferentes, antes de poder presentarte a las pruebas.

La información sobre los requisitos del CMA podéis encontrarla en AQUI.

4.  ¿Cuantas horas al día le dedicaste a tu formación como anilladora?

Je, je……uf no sabría hacer una media. Tuve temporadas que estuve en el paro y me iba de un voluntariado a otro, en las cuales dedicaba días enteros al anillamiento. Y luego otras muchas que estaba en sitios donde no había anilladores cerca, estaba liada con el trabajo y no podía salir nada a anillar. Lo ideal es tener algún grupo de anilladores próximo para poder mantener una continuidad. Por ejemplo si se pudiese ir a anillar todos los fines de semana estaría genial para no perder la práctica. Y si además de esto lo compaginas con viajes a puntos donde se hacen campañas intensivas en las que puedes anillar muchos días seguidos…..en un par de años intensos, puedes obtener la soltura suficiente para presentarte al examen.

5. ¿Es caro hacerse anillador? ¿Cuál dirías que es el equipamiento mínimo necesario?

Yo diría que para llegar a ser anillador es casi imprescindible tener coche, ya que tienes que moverte mucho para tener una continuidad en salidas de campo. Y claro, se suele quedar a horas intempestivas en lugares recónditos, por lo que acceder con transporte público se convierte en misión imposible.

Aunque bueno esto depende un poco del lugar donde vivas. Hay ciertas zonas donde hay muchos anilladores, y allí si podrías acudir a las jornadas de anillamiento quedando con los propios anilladores o con otros interesados. Pero lo normal es que no abunden los anilladores por la zona y que tengas que asumir ciertos desplazamientos.

Y a parte de conseguir llegar a las zonas de anillamiento, no se requiere nada más que un frontal y unas botas de agua. Por lo que no resulta muy caro a nivel económico pero sí a nivel de dedicación casi exclusiva de tu tiempo libre……..pero bueno ya se sabe, que sarna con gusto no pica jeje

6. Los exámenes para conseguir el carné de anillador tienen fama de ser durísimos (especialmente el teórico). ¿Es tan fiero el león como lo pintan?

Pues sí, doy fe de que son durillos ambos. El práctico, si no eres una persona muy nerviosa y tienes el suficiente rodaje se pasa sin problemas. Pero los errores que puedes cometer son mínimos. Y el teórico, se complica bastante por la calidad de las fotos de identificación de especies…….que poco más que sale el pajarín con la cabeza escondida bajo el ala preguntando ¿adivina quién soy? Jajaja. Pero bueno, creo que si te lo curras unos cuantos añitos, se aprueba fácilmente.

7. Una vez obtenido el carné de anillador, ¿qué limitaciones geográficas existen a la hora de trabajar? ¿Es válido en cualquier parte de España? ¿Y en el extranjero?

Si, una vez que consigues el certificado puedes anillar en cualquier sitio de España, peeeero hay que pedir autorizaciones previas para cada una de las provincias donde tengas pensado realizar jornadas de anillamiento. Al igual que si el estudio que vas a realizar se ubica en un espacio protegido, hay que pedir un permiso especial. Pero bueno todo esto lo solicitas a tu oficina de anillamiento y son ellos mismos los que gestionan los permisos con las administraciones públicas de cada comunidad. Todo esto es un poco rollo sobre todo para las personas nómadas como yo. Que por motivos de trabajo cada poco estamos cambiando de sitio y es un poco difícil planificar con tanta antelación. Pero si tienes estabilidad y las cosas claras en cuanto a los estudios que tienes pensado hacer en tu zona no supone ningún problema solicitar los permisos.

Es también válido para el extranjero, pero igualmente realizando una serie de papeleos previos hasta obtener el permiso en la zona.

8. ¿Con el carné de anillador experto se puede anillar cualquier especie de aves? ¿Hace falta algún permiso especial para trabajar con especies amenazadas?

Realmente no es un carné como tal, se supone que pasando las pruebas que os comentaba antes, se obtiene el Certificado de Aptitud para el Anillamiento y Marcado de Aves Silvestres. El cuál se renueva todos los años junto con los permisos que se han de solicitar por provincias.

Con este Certificado no se pueden anillar todas las especies de aves, hay que pedir un permiso especial si se trata de paseriformes en “peligro de extinción” y en las no paseriformes, las catalogadas en “peligro de extinción” y las “vulnerables”, según el Catálogo Nacional. Por otro lado también hay que pedir permisos especiales para anillar en colonias de ardeidas y larolimícolas, para anillar pollos de especies en las que la estructura del nido pueda resultar seriamente deteriorada por su manipulación, para usar marcajes especiales como anillas de PVC, para anillar en espacios naturales protegidos…..etc.

Puede darse el caso, de que se capture accidentalmente alguna especie amenazada y no pasaría nada, si es posible se llama a la oficina de anillamiento para comunicarlo y se anillaría con normalidad.

9. En qué proyectos has trabajado como anilladora? ¿Te abrió muchas puertas el título?

Pues la verdad es que yo he tenido bastante suerte. Gracias a todo el trabajo que realicé de forma voluntaria durante el periodo de formación y a los contactos que fui haciendo al moverme dentro de este mundillo, al poco tiempo de aprobar las pruebas, en verano de 2013, me surgió un trabajo de un mes para el grupo de anillamiento al que pertenezco, Torquilla GIA-Asturias. Una campaña de esfuerzo constante durante el paso postnupcial en la Ría de Villaviciosa, dentro de la red internacional de trabajo Atlantic Fly Network, que tenía como objetivo principal la obtención de datos sobre muda del pechiazul (Luscinia svecica).

Ana anillando pollos de Ciconia ciconia
Anillando pollos de Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)

Ahora estoy trabajando en el norte de Portugal haciendo un estudio sobre el mirlo acuático (Cinclus cinclus). Esto es lo más interesante que he hecho hasta ahora, ya que aparte de anillamiento y marcaje con anillas de PVC de colores, estamos radiomarcando a los mirlos para luego seguirlos con telemetría.

10. Aparte del certificado de anillador experto también existen otros temporales, específicos para determinadas especies y proyectos. ¿Quiénes pueden tener accesos a esos permisos anillamiento específicos?

Cualquier persona que esté llevando a cabo un estudio relacionado con aves, para el cuál sea preciso realizar anillamiento, puede solicitar ser anillador específico de esas determinadas especies. Para ello tan solo tiene que presentar un proyecto de investigación que justifique el marcaje de estas especies, tener un anillador experto que avale a dicha persona y por último estar integrado un grupo de anillamiento.

11. ¿Qué es lo que más te gusta de ser anilladora? ¿Y lo que menos?

Lo encantador y fascinante del anillamiento es el contacto directo con las aves. A demás, cuando hay alguna recaptura es muy emocionante averiguar de dónde procede este ave, cuántos kilómetros habrá recorrido para llegar hasta ese lugar……

Lo que menos, los madrugones que te tienes que pegar jeje. Las redes tienen que estar abiertas justo a la salida del sol. Lo que conlleva que hay que ponerlas totalmente de noche. Pero bueno…..nunca he tenido una jornada de anillamiento en la que no compensara el madrugón.

12. ¿Qué cualidades importantes consideras que debe tener un buen anillador?

Lo fundamental es que te guste mucho lo que haces, ya que es un trabajo que requiere mucha dedicación. También es muy importante que nunca deba olvidarse que estas manejando seres vivos y su bienestar debe ser siempre la prioridad.

13. ¿Consideras que puede ser una salida válida para los biólogos o más bien un complemento?

Yo creo que más bien un complemento, ya que según qué tipo de trabajo te lo pueden valorar o no. Para mí, el ir a anillar es algo que tiene que salir de ti, que te motive simplemente por el hecho de hacerlo, no con miras a obtener un objetivo, como sería un posible trabajo. Lo más común es que el anillamiento se practique de forma altruista, pero eso no quiere decir que no debiera de valorarse más y que estaría genial que hubiera una salida profesional relacionada con el anillamiento. Pero para esto como para otras tantas cosas haría falta financiación……

En mi caso, sí que he tenido la suerte de cobrar trabajando como anilladora, pero han sido proyectos puntuales y sin muchas esperanzas de tener continuidad.

Por eso, lo que aconsejo es que si quieres ser anillador, adelante, peeeeero con los pies en la tierra y siendo consciente de que va a ser muy difícil tener un curro de anillador.

14. ¿Algún consejo para todos aquellos lectores que quieren iniciarse en esto del anillamiento?

Que se animen, que lo hagan poco a poco y disfrutando. Esto es lo principal, hacerlo por placer y sin agobios. Ir a anillar simplemente para disfrutar y aprender. Y si luego a lo largo del tiempo veis que os gusta mucho, os ponéis más en serio y os presentáis a los exámenes.

Ana con un mirlo acuático
Y aquí está mirando cómo anda de músculo y de grasa este ejemplar de mirlo acuático 😛

Más información…

Ana ha colaborado también con la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente dentro del proyecto CoEmprender.

¿Estás cansado de buscar trabajo como hasta ahora sin resultado?

Suscríbete y consigue gratis el PDF "5 Razones por las que Un Blog Aumentará tu Empleabilidad como biólogo" para acercarte al trabajo de tus sueños.


Tags

anillador, anillamiento, aves, biología, grupos de anillamiento, trabajo


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

Manejando un blog de biología: las redes sociales

No seas tímid@ y deja un comentario
Lemus Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Coincido totalmente en la necesidad de tener vehiculo, no solo para desplazarse a lugares mas o menos remotos sino tambien para transportar toda la mandanga de redes, palos, papeles, anillas, ropa extra, vadeadir si se teabaja sobre agua etc…

    Yo me saque el ‘carnet de anillador’ antes que el de conducir (de hecho me pagué la autoescuela con los dineros que sacaba haciendo de anillador mercenario) y a menudo ir a anillar me suponia o ir el dia antes y vivaquear en la zona (negociar algun alojamiento tambien lo hice) o depender de aprendices y aspirantes que si que tenian coche xD
    Saludos

    Reply

    1. Jajaja Me ha encantado lo de anillador mercenario jeje La verdad es que sí, hay que acarrear montones y montones de bártulos. Y si a eso le añades la comida (y eres un tragón como yo) al final necesitas un buen maletero jejeje 😛

      Yo he estado en contacto con el anillamiento en mi etapa investigadora, pero siempre como anillador específico: golondrinas y aviones comunes, principalmente. Mil y pico cada año de media durante unos cuantos años jeje

      Pero siempre he tenido la idea de sacarme el carné de anillador. Pero con mi vida nómada, también me dio siempre pereza. Así que opté por ir a echar una mano a colegas anilladores 😛

      ¡¡Un saludo y gracias por comentar, Lemmus!!

      Reply

      1. Pues si decides quedarte en el mundo de la consultoria, no es ninguna tonteria tener el certificado de aptitud. Para algunos contratos con la admon puede marcar la diferencia, y luego hay actividades tipo educCion ambiental, dias de las aves, organizacion de cursos etc que sin formar el grueso de la actividad profesional como consultor, ayudan, ya sabes qo de grano no hace granero pero ayuda al molinero. En mis tiempos de estudiante de biologia llegue a le antarme casi 2000 pavos algun que otro mes anillando, claro, no habia la crisis de ahora y se movia pasta tanto desde la admon como desde empresas privadas tipo consultoras (o Seo) que incluian el anillamiento como mejora en concursos y proyectos (aunque no sirviera para nada mas alla de incluir en un informe que se han realizado 3 jornadas de anillamiento en x lugar y se han anillado x individuos de z especies…)
        Saludos!!

        Reply

        1. Buenas, Lemmus!

          Sí, aún no lo tengo descartado jeje De hecho, he colaborado con Ana en el tema de radioseguimiento de mirlo acuático, aunque haya sido montando redes y llevándole las capturas para que las anille ella 😛 Pero sí, sin duda, tener el certificado es un plus y puede marcar la diferencia en un momento determinado. Totalmente de acuerdo 😉

          Reply

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"