marzo 31

Visión y perspectiva: la brújula del éxito profesional

8  comments

Hoy te voy a hablar del secreto del éxito. Una receta tan simple como difícil de lograr. Y no sólo es aplicable al ámbito de la biología, sino también en cualquier otro área de tu vida privada. Y esta receta tan sencilla consta sólo de cuatro ingredientes. Dos los conoces ya: la tenacidad y el esfuerzo. Son la base de todo, el nexo de unión. Sin ellos difícilmente conseguirías tus objetivos. Pero sin los otros dos andarías sin rumbo y todo tu esfuerzo y tu tenacidad se verían desperdiciados. Los otros dos ingredientes, como has podido adivinar por el título del post, son la perspectiva y la visión.

Brújula y mapa
Visión y perspectiva: la brújula del éxito profesional

Estos conceptos son abordados de forma mucho más específica y con más profundidad en el ámbito de la productividad personal y el GTD. Pero como esto no es un curso de productividad, simplemente voy a hacerte un acercamiento a este tema, simplificando y adaptando al tiempo los conceptos para que te hagas una idea de la importancia de estas dos herramientas del éxito 😉

Definiendo conceptos

Ya sabes que normalmente me gusta hacer post prácticos, basados en la experiencia, Y, aunque ahora mismo probablemente estés pensando que sueno como a un libro de autoayuda, te aseguro que este post es sumamente práctico y basado en mi propia experiencia. Y si no me crees, sigue leyendo 😉

Cuando hablo de visión no estoy hablando del sentido de la vista, como tampoco me refiero a ningún tipo de aparición sobrenatural. Aunque sí que está relacionado con ver más allá 😉 Consiste en algo tan simple como saber qué quieres en tu vida. Pero no  como algo etéreo, no. Concretando, que es lo difícil, lo verdaderamente complicado del método. Concretar qué es lo que quieres, convertióndolo en algo muy específico, medible y realista.

Y cuando uso el término perspectiva no me refiero al arte, sino a obtener la imagen completa de nuestra vida, una foto del momento en el que estamos, y del camino que nos queda por recorrer. Un vistazo panorámico a nuestro paisaje vital 😉 Y es que de nada vale caminar si no lo haces en una determinada dirección.

La importancia de la visión

El tener una idea clara, concisa, de qué es lo que queremos nos ayudará muchísimo a conseguirlo. Es nuestra brújula, tanto personal como laboral, que nos permitirá llegar al destino que tenemos planeado. Cuando uno sabe realmente lo que quiere está más atento a las oportunidades, explora nuevas posibilidades y, sobre todo, se vuelve más tenaz y persistente.

Pero no vale sólo con pensarlo. Para que tu visión sea efectiva tienes que visualizarlo, verte como serás a dos,cuatro o diez años vista. Tienes que creértelo. Tienes que transformarlo de un deseo a una certeza. En algo que no sabes cuándo y quizás aún no sabes cómo, pero que seguro que va a ocurrir. Es en ese momento cuando tu visión se transforma en tu mejor arma, en el mejor medio para conseguir todo aquello que te propones 😉

El poder que otorga la perspectiva

Todo es más fácil con un buen plan. Y la base de ese plan te la da la perspectiva. La perspectiva tiene dos componentes:

  • Instantáneo o fotográfico: consiste en echar un vistazo a tu vida en este mismo momento, a todos los proyectos que tienes en marcha y qué áreas de tu vida tienes que mejorar para alcanzar esos objetivos que te has propuesto.
  • Temporal o secuencial: es fundamental ver lo que has recorrido y el camino que queda por delante, los pasos que aún te quedan por dar. Tu situación, tu entorno y tus aspiraciones van cambiando con el paso del tiempo. Por eso tienes que ir revisándolas y actualizando tu visión por medio de este tipo de perspectiva. Porque no siempre vas a querer o necesitar las mismas cosas.

¿Pero esto sirve de algo?

Absolutamente sí. Puede parecer un concepto etéreo, e incluso negativo por el hecho de que te puedas hacer falsas ilusiones. Pero funciona, créeme. Además es algo de sentido común: si tú no crees en ti mismo, nadie lo va a hacer. Si ni tú mismo confías en que puedes conseguir algo que te has propuesto… ¿Con qué ánimo te vas a enfrentar a ello?

El practicar y desarrollar estos dos conceptos, el convertirlos en una parte de tu día a día, te llevará a una mejora de tu vida. No te voy a engañar tampoco. No es algo rápido, ni es sencillo. Y también influye la suerte. Pero si realmente persigues algo con todo tu ser, poniendo todo tu empeño y sin abandonar, terminas consiguiéndolo. Probablemente no justo en el momento en que querías, pero tarde o temprano llega 😉

Con los brazos abiertos
Para poder hacer grandes cosas primero hay que creer en ellas, abrazarlas como ciertas. Ese es el primer paso 😉

Mi experiencia personal

Desde pequeño mi lema ha sido: “Quién la sigue, la consigue“. Y lo he aplicado siempre en mi vida (con buenos resultados, por cierto :P). La verdad es que hasta relativamente poco no había pensado sobre ello. Siempre ha sido algo que me surgía de forma natural. Unos me decían que era optimista, otros que trabajador… Pero es algo más. Yo no soy muy distinto de ellos o de ti. Es, fundamentalmente, una cuestión de actitud.

Cuando decidí estudiar biología la gente me decía que no había salidas, que me buscase algo mejor. Pero yo seguí mi visión y me embarqué en esta fascinante aventura. Poco a poco fui aclarando esa visión y empecé a ver lo que necesitaba para conseguirla: adquirí perspectiva. Fue entonces cuando decidí comenzar a colaborar con un grupo de investigación de mi universidad, hice algunos voluntariados y asistí a algunos congresos y conseguí mis primeras publicaciones en ellos.

Cuando acabé la carrera, no logré la beca para el doctorado que quería y, además, necesitaba cambiar un poco de aires. Así que me hice un buen viaje y trabajé tanto en la empresa privada como en alguna universidad como técnico de apoyo a la investigación. Pero no perdí de vista mi objetivo: tenía muy clara mi visión.

El siguiente paso fue la tesis doctoral. Me gustaba el camino que estaba recorriendo, así que decidí internarme más profundamente. No sabía bien dónde me estaba metiendo, pero pese a los altibajos mereció la pena, ya lo creo que sí. Pero la crisis golpeó fuerte y me surgió la oportunidad de volver a la empresa privada, así que aparqué la tesis y me lancé a otro de los trabajos que más satisfacciones me ha dado.

Sin embargo, la tesis doctoral sin duda formaba parte de mi visión, así que no la abandoné. Esperé el momento adecuado para retomarla y al fin, tras mucho esfuerzo, innumerables horas de insomnio y preocupaciones y un sinfín de borradores, terminé y defendí la tesis. Ahora ya puedo decir que soy doctor.

Y ahora mi visión ha cambiado. Más en forma que en fondo, o tal vez sea que miro un poco más allá. Reflejo de ese cambio es este mismo blog, que además fue creado desde la perspectiva que me daba mi experiencia pasada por un lado y la necesidad de reorientarme de cara a conseguir mis nuevos objetivos. Una vez más, todo es cuestión de saber qué quieres y qué pasos tienes que dar para conseguirlo 😉

Para concluir…

Muchas veces me han dicho que era un soñador, que no era objetivo. Que tenía que poner los pies sobre la tierra. Pero nunca he sido así. Simplemente he sabido lo que quería y estaba seguro de que lo conseguiría. Puse todos los medios para hacerlo, teniendo en mente las etapas necesarias y las áreas de mi vida que quería mejorar. Y, a veces, aguardando el momento necesario para dar el siguiente paso.

Puede que aún te parezca que todo esto es palabrería barata, o quizás pienses que es complicado organizarse hasta ese punto. Pero creéme, es algo que con práctica, se vuelve natural. ¿Has oído la frase esa de que “a veces el universo entero conspira para que realices lo que deseas“?. Yo más bien pienso que, cuando realmente deseas algo, estás atento a la forma de conseguirlo, no dejando pasar oportunidades que antes ni tan siquiera verías y atreviéndote a cosas que en otros momentos nunca pensarías que podrías hacer. O incluso explorando nuevas áreas que nunca antes te llamaron la atención 😉

Así que, resumiendo, puedo decirte que a día de hoy, tanto a nivel personal como laboral, he conseguido todo lo que me había propuesto. No siempre ha sido cuando yo he querido y a veces he llegado hasta allí de formas inesperadas. Pero lo importante es que lo he logrado.

Por tanto, asegúrate de cultivar estas dos habilidades. Afina tu visión, decide a dónde quieres llegar y búscate objetivos SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y acotados en el tiempo. Y trata siempre de saber donde te encuentras, qué camino necesitas recorrer y qué partes de tu vida necesitan mejorar para llegar a tu destino: adquiere perspectiva.

Y con esto dejo de soltarte el rollo. ¿Qué te ha parecido este post? ¿Tú tienes claras tu visión y tu perspectiva? ¿Crees que son importantes? ¿Las usas en tu día a día? Comparte tu historia conmigo y el resto de los lectores, seguro que todos aprenderemos algo 😉

¿Estás cansado de buscar trabajo como hasta ahora sin resultado?

Suscríbete y consigue gratis el PDF "5 Razones por las que Un Blog Aumentará tu Empleabilidad como biólogo" para acercarte al trabajo de tus sueños.


Tags

éxito, perspectiva, proyecto vital, visión


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

Manejando un blog de biología: las redes sociales

No seas tímid@ y deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola Nacho! Hace unos meses comencé a leerte,y agradezco siempre tus consejos y palabras que mezclas con tu experiencia, creo que nos da una visión mas clara de la situación. Soy Bióloga, vivo en México y hace unos meses hice mi examen profesional, tenia planeado empezar un posgrado éste año, tenía mucha ilusión en comenzar un reto más ya que el proyecto involucraba cambiar del lugar en donde vivo, alejarme temporalmente familiares y empezar de cero, literalmente …el panorama me asustaba y emocionaba a la vez, por motivos que estuvieron fuera de mis manos el investigador con quien realizaría el proyecto no pudo aceptar alumnos nuevos éste año, no me quedó tiempo de buscar otro asesor pues la convocatoria estaba a punto de cerrar , por una parte, aunado a que no había encontrado personas que trabajaran con intereses similares a lo que quiero hacer en un futuro a cerca de mamíferos , conservación y zonas perturbadas … Me desanimé demasiado pues implica estar un año más “postergando” si así podría llamarlo él inicio de algo que deseo mucho, que es la maestría . Me puse a pensar en que como bien mencionabas a veces tenemos que hacer cosas que no están totalmente de nuestros planes para conseguir lo que realmente queremos, ya sea por situaciones económicas u otras. Ahora he buscado algún empleo temporal que no desvíe mis planes por completo y que al mismo tiempo pudiera darme la oportunidad economicamente de poder ahorrar y realizar alguna estancia o voluntariado en donde pueda aprender más. Hay días en que la situación me causa mucha ansiedad , y me cuestiono si estoy haciendo lo correcto o si debo esforzarme el triple para lograrlo, en fin , muchas cosas que supongo no soy la única que se enfrenta o enfrentó a situaciones similares en donde tenemos que empezar de cero picando piedra, ahora que escribiste esto y lo leí , quedo convencida una vez más que la Biología no es un camino fácil pero simplemente no podría estar en otro lado. Abrazo 🙂

    Reply

    1. ¡Hola Sandra!

      Me alegro mucho que encuentres útil o interesantes todos los pensamientos y experiencias sobre biología que vierto en el blog.

      Respecto a tu historia, a mi me parece una buena estrategia la que estás haciendo. Sólo tú puedes valorarlo, porque sólo tú conoces tus objetivos (visión) y tu estrategia para llegar allí (perspectiva). Pero si necesitas dinero y tienes un año “vacío”, pues es una buena forma de conseguir fondos y luego invertirlos en un voluntariado, un curso o lo que sea necesario para conseguir tus objetivos.

      El tema de la ansiedad… Creo que es intrínseco al ser humano en general y a los biólogos en particular jeje Todos hemos pasado por eso.A veces las cosas avanzan mucho más lentas de lo que esperamos y nos entran dudas. Pero si sabemos qué es lo que queremos y seguimos el camino que nos hemos marcado nosotros mismos entonces tarde o temprano llegaremos a donde nos hemos propuesto 😉

      Paciencia, Sandra. Y mucho esfuerzo. No hay más trucos 🙂

      Y si sabes que no podrías estar en otro sitio entonces puedes estar totalmente segura de que no estás equivocada 😉

      ¡Un saludo!

      Reply

  2. Hola Nacho, estoy muy de acuerdo con tu reflexión, yo también he tenido experiencias en donde la vida me ha enseñado que haciendo lo que amas, las cosas salen naturalmente, me refiero a que una vez definiendo cual es tu meta; la cual para mi es trabajar en lo que amo (Biología “Ecología”), las cosas van fluyendo por que el interés es el que te lleva a realizárlo y encontrar esas oportunidades que mencionas y aprovecharlas.
    Y bueno cambiando de tema, yo ahorita estoy haciendo mi tesis para titularme, y estoy toda revuelta con la búsqueda de artículos. no se si hay algún método que puedas explicar para este tema. Mira esto me pasa, tengo claro lo que tengo que buscar por ejemplo, “Distribución del Gavilán de Cooper” y me pongo a buscar artículos, encuentro varios y en la introducción es donde mencionan sobre la distribución, pero están citando al que lo dijo, entonces a como me han explicado tengo que buscar esa cita en la bibliográfica del articulo y buscarla el articulo. Y luego no lo encuentro. que se hace en este caso y pues tengo mas dudas pero quizas haya un método que no conozca que me facilite las cosas por que hoy después de estar muchas horas tratando de redactar algo solo termine con un montón de artículos y solo unos cuantos renglones. y esque entro en conflicto cuando la información que necesito esta citada. y bueno yo se que hay casos en donde la información tiene que estar actualizada se tiene que buscar el articulo mas reciente, pero que pasa si mi capacidad de búsqueda de artículos puede ser limitada por que pues mi universidad no tiene acceso a todas las revistas del mundo, ocea nunca se logra encontrar toda la información que se ha publicado sobre el tema a investigar. como sabes si la que encuentras es buena y hasta que punto te conformas con lo que encuentras.
    Pero bueno Nacho espero haberme explicado bien, te mando un saludo desde México y un abrazo muy fuerte gracias por tu tiempo y querer ayudar a todos los “Biólocos”. y también saludos a la gente que le gusta leer los comentarios 🙂 (yo aveces los leo y encuentras cosas muy interesantes) xD

    Reply

    1. ¡Hola Karen!

      Sí, el saber lo que quieres te ayudar a ver oportunidades que antes habrían pasado totalmente desapercibidas. Como bien dices, se termina volviendo un proceso natural que termina llevándote a buen puerto si eres lo suficientemente constante y trabajas duro 😉

      Respecto a lo que me comentas, te diré que tienes varias opciones:
      Si sólo necesitas la cita original, puedes usar la referencia que venga en el artículo del que la has extraído. Me explico: si estás leyendo un artículo que dice: “el gavilán de cooper se distribuye desde Canadá al noroeste de México (Cita y año)”, puedes usar esa cita para justificar la distribución del gavilán, aunque no tengas el artículo original (todos los datos de la publicación vendrán al final del artículo).

      Si necesitas leer el artículo en cuestión tienes varias opciones:
      * Algunas revistas cuelgan todos los artículo o una parte en abierto. Ve directamente a la revista donde se ha publicado y mira a ver si se puede descargar gratuitamente.
      * Busca la página personal del autor principal. Algunos cuelgan los pdf de sus trabajos.
      * Buscar el perfil del autor (o autores) en Research Gate o Academy.edu. Mucha gente cuelga allí sus artículos en PDF.
      * Escribe un correo del autor (casi siempre viene una dirección de contacto en los papers). Pídele amablemente si podría enviarte una copia en PDF de su trabajo, ya que lo necesitas para la investigación que estás llevando a cabo. Normalmente no hay problema 😉
      * Busca en google el título de la revista + PDF. ¡A veces funciona! 😛
      * Hay otro medios y ciertas páginas web que te permiten descargarte artículo de pago, pero son, cuando menos, alegales (o directamente ilegales). El equivalente científico de la descarga de música y películas por internet. Son páginas donde los creadores creen que el contenido y el saber científico deberías ser libres y gratuitos.

      En otro orden de cosas, es casi imposible saber tooodo lo que se ha publicado de un tema 😉 Una buena búsqueda bibliográfica te dará la mayor parte de lo que se ha publicado, y lo más importante 😉 Por eso, a menudo leerás en algún artículo científico “Hasta donde sabemos, este es el primer estudio que demuestra…” porque es imposible saber si has leído todo sobre un tema 😉 Pero si el trabajo previo de búsqueda bibliográfica ha sido bueno y exhaustivo no te estarás perdiendo gran cosa 😉

      Además, las búsquedas bibligráficas siempre son tremendamente lentas al principio. No te desanimes, cuanto más búsquedas hagas, más soltura tendrás y más rápido irá todo 😉 Al final es cuestión de práctica 😉

      ¡Un saludo y mucho ánimo con ese trabajo!

      Reply

  3. Creo que como bien comentas, tener visión es muy importante, pero últimamente me he dado cuenta de que tener un respaldo económico también.

    Me explico. A menos que uno tenga becas por renta baja o respaldo de los padres, se hace muy complicado en los inicios, acceder a los voluntariados, prácticas, congresos y viajes que comentas. Considero que existe una situación de vacío poco conocida, en la que uno no puede acceder a becas para rentas bajas ( por cuestiones de patrimonio o familiares de diversa índole), la familia no puede costearle todo, y no puede acceder a las becas por expediente porque son solo para los que son muy altos.

    En esa situación de ni uno ni lo otro, costearse la manutención durante la realización de un voluntariado, hacer unas prácticas poco o nada remuneradas fuera de la ciudad de tu domicilio, desplazarse para asistir a congresos, viajes, etc, se hace imposible. Imposible porque la gasolina vale dinero, la comida vale dinero, vivir aunque sea compartiendo piso vale dinero, etc.

    Así que la situación en que la que se puede encontrar el biólogo recién licenciado, al que en las empresas privadas le exigen experiencia, es que para hacer estas cosas que comentas que podrían abrirle puertas, primero ha de trabajar en cualquier otra cosa y ahorrar unos cuantos cientos de euros. Pero después se encuentra que cuando quiere acceder a un trabajo que no sea de biólogo, veáse un supermercado, hostelería o lo que sea, se topa de lleno con la situación de desempleo del país y la cantidad abismal de personas aspirando al mismo puesto.

    Reply

    1. ¡Hola Elena!

      Tienes toda la razón en cuanto a la necesidad de tener fondos para poder realizar todas estas cosas. Pero para eso está la perspectiva, para saber qué áreas necesitas mejorar y en qué te debes centrar.

      Por eso, para conseguir algo quizás debas desviarte momentáneamente de tu objetivo para ahorrar dinero trabajando de lo que puedas; o quizás debas entrar a colaborar con un grupo de investigación, para obtener esa experiencia y que te financien los congresos al tiempo que consigues publicaciones (casi todos los proyectos llevan asociado un fondo para congresos, charlas y demás).

      O quizás puedas ir a un voluntariado en una zona de cerca de donde vives, ahorrándote el dinero del viaje, en vez de ir a trabajar con determinado animal en la otra parte del mundo.

      Cuando no hay un respaldo económico suficiente es cierto que todo es mucho más complicado. Pero eso sólo significa que hay que aguzar el ingenio y ahorrar mucho más, ver de dónde puedes recortar gastos para desviarlos a lo que realmente te interesa. Una vez más es cuestión de visión (para seleccionar lo que es fundamental en tu objetivo) y perspectiva (para planificar la mejor estrategia para conseguirlo).

      La situación actual es muy complicada, eso es innegable. Y existe ese vacío en el que mucha gente se encuentra por no poder acogerse a ninguna beca ni apoyo familiar. Pero no puedes dejar que todo eso te derrote. Siempre hay caminos, a veces más largos, a veces más difíciles. Pero lo hay. Y sí, hay mucha gente aspirando a esos puestos, pero por el hecho de no darte por vencida ya estás por delante de mucho que ni siquiera lo intentarán.

      ¡Un saludo y muchas gracias por pasarte a comentar y exponer tu interesante punto de vista, Elena!

      Reply

  4. Hola Nacho,
    Hace poco que sigo tu blog. Te encontré por twitter y me encanta!
    Yo también soy bióloga…bueno, licenciada en biología, en “segundas nupcias” porque primero estuve estudiando medicina, carrera que no terminé. No ejerzo como bióloga pero curiosamente mi título de bióloga es el que me ha abierto las puertas para trabajar, y, cosas de la vida, he acabado trabajando en investigación clínica en un hospital.
    Bueno, todo este rollo para decirte que sí que estoy totalmente de acuerdo con lo que dices y que si uno no se organiza y no reflexiona sobre lo que quiere, es la vida la que toma las decisiones por tí. No quiero decir que si uno piensa y actúa, todo salga como tú quieres, es muchas veces el azar el que mueve los hilos, pero, es cierto que uno se enfoca y hace cosas dirigidas hacia una meta.
    Gracias por explicarlo tan bien. Hasta hace unos años yo no era muy consciente de todo esto y no tenía claro cuál era mi visión. Me ha costado definirla pero ahora la tengo más clara y, con la práctica veo que hay que hacer, hacer y hacer porque lo que, a veces, tenemos en mente, cambia cuando nos lanzamos a la piscina y eso está bien. Nos da información del camino a seguir. Creo que es importante definir objetivos y ponerse tareas a corto plazo. Es la única manera que encuentro para avanzar.

    Reply

    1. ¡Bienvenida Miriam!

      Como bien dices, todo esto no es una fórmula mágica, hace falta esfuerzo y, por supuesto, suerte. Pero es que la suerte también se trabaja 😉 Si ya sabes lo que quieres conseguir siempre intentarás abrir muchas puertas e intentar provocar la oportunidad que necesitas. Y tarde o temprano lo lograrás.

      El azar y la suerte, que sin duda existen y tienen un papel importante en nuestras vidas, tienden a estar sobrevalorados. Mucha gente dice: “Mira ese, qué suerte, que puesto ha conseguido nada más dejar la carrera” pero no son conscientes del trabajo previo, del esfuerzo de crear esas conexiones, esos contactos, que en el momento adecuado (con una pequeña dosis de suerte :P) se han acordado de esa persona para ese puesto.

      Definitivamente, merece la pena trabajar un poco en nuestra visión y en coger esa perspectiva tan necesaria para lograr todo aquello que queremos. Hay que invertir tiempo, y conocerse muy bien a uno mismo (¡cosa que no es nada fácil!), pero una vez que empiezas, todo el proceso va siendo más y más fácil 😉

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Reply

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"