octubre 20

Los grandes placeres del biólogo

24  comments

La biología es una profesión muy dura y exigente, que además está muy poco reconocida social y laboralmente. Sin embargo, ser biólogo te ofrece toda una plétora de pequeños y grandes placeres que difícilmente alcanzarías en otra profesión.

Los grandes placeres del biólogo

Para mí, que soy un apasionado de mi trabajo, la biología, estas recompensas compensan con creces los sufrimientos y quebraderos de cabeza que supone ejercer como biólogo. Es más, son ellas las que me animan no sólo a seguir adelante en este fascinante mundo, sino también a animarte a ti, y a todos aquellos que, como tú, sienten esa atracción por este mundo, esa llamada silenciosa que te arrastra irremisiblemente, pero a la que todo el mundo quiere que te enfrentes y dejes a un lado.

Esta es una lista de lo más personal, aunque estoy seguro que compartiremos más de uno de los puntos 😉 En cualquier caso, será un placer leer tu opinión y que me cuentes cuáles son los tuyos en los comentarios. Así que, sin más te dejo con esta enumeración tan personal como sincera:

1. Dedicarme a lo que más me gusta

Este sea, probablemente, el más importante de todos. Conozco a mucha gente que está encerrada en trabajos grises que no le llenan. Pero yo estoy haciendo algo que me hace sentirme realizado, algo con lo que soñaba desde pequeño y he logrado convertir en una realidad.

Perseguir un sueño y conseguirlo es la mejor de las sensaciones que puedes llegar a experimentar, de verdad. Y trabajar en lo que te gusta no es siempre fácil ni es un paseo, requiere mucho esfuerzo y sacrificio. Pero también es increíblemente gratificante 🙂

2. Aportar tu granito de arena a la ciencia

Quien no ha trabajado en ciencia o no tiene interés en ella no puede entender este punto. Sin embargo, aquellos que disfrutamos con la emoción del descubrimiento sabemos lo importante que es ayudar a avanzar a la ciencia.

Por pequeña que sea esa contribución, cuando se ve refrendada en un artículo científico, la alegría es desproporcionada. Y es que no es sólo la novedad en sí, sino también el enorme esfuerzo dedicado a ello, las horas de trabajo frente al ordenador, las revisiones, comentarios y nuevas revisiones de los coautores o de los revisores.

Es una sensación indescriptible la de exponer tu primer póster en un congreso, la publicación de tu primer artículo en una buena revista o simplemente cuando consigues unos resultados interesantes o inesperados en tu investigación. Y es maravilloso sentirse parte de algo tan grande como es el conocimiento humano. Si no lo has hecho aún, deberías experimentarlo 😉

3. Trabajar de cerca con la fauna y la flora

Si eres biólogo de bota, como yo, entonces seguro que estarás de acuerdo conmigo en este punto. El poder estar tan cerca de un animal, capturarlo, marcarlo y manipularlo es una experiencia difícilmente explicable a quien no la ha vivido.

Por mis manos han pasado miles de pájaros (en su mayoría golondrinas y aviones comunes, pero también de muchas otras especies) y en ningún momento he perdido ni la ilusión ni la excitación que sientes al tener el animal en tus manos, el respeto casi reverencial necesario para que todo discurra de forma rápida y eficaz, evitándole todo perjuicio innecesario. Y esa sonrisa que se te escapa a menudo cuando lo ves volar o correr libre de nuevo.

Todas ellas son sensaciones irrepetibles, que la costumbre y el paso de los años no han conseguido menoscabar, al menos para mí. Y que, por tanto, las sigo disfrutando como el primer día.

4. Visitar lugares no accesibles para el resto de los mortales

Éste es, seguramente, el placer que más a menudo disfruto. Y es que, aunque el trabajo de campo no siempre es en lugares apartados y exóticos, sí que con frecuencia puede llevarte a zonas por las que sólo puede pasar personal autorizado o que son tan remotas o poco accesibles que es raro que te puedas encontrar con alguien por aquellas pistas.

He tenido la suerte de trabajar en zonas como las Sierras de Gredos y Béjar, el Parque Nacional de Monfragüe o la isla de Öland y estar de voluntario en la preciosa Reserva Nacional de Lachay. Y en cada uno de ellos me he sentido enormemente afortunado, no sólo por estar allí, sino por estar haciendo, además, algo que me apasiona y me llena a nivel personal. En esos momentos realmente me siento un privilegiado.

5. Viajar, viajar y viajar

Ya sabes que soy un viajero empedernido. He visitado tantos países como he podido, no sólo por trabajo, sino también por placer. Pero es verdad que el hecho de ser biólogo ha motivado muchos de esos viajes e incluso me ha ayudado a costearlos.

Obviamente, esto no es el País de Jauja, y no por el mero hecho de ser biólogo vas a poder viajar a donde quieres y cuando quieras. Pero si juegas bien tus cartas encontrarás grandes oportunidades para conocer mundo, bien sea por medio de voluntariados, asistiendo a congresos o gracias a alguna estancia en algún centro extranjero para completar tu tesis doctoral.

 6. Dormir bajo las estrellas

Vale, esto ya sé que no es exclusivo de nuestra profesión, ni que tampoco es el pan de cada día. Pero trabajando en capturas de desmán he estado durmiendo varias noches al raso en una hamaca… Y me encantó. Dormirme escuchando la berrea de los ciervos, mientras veo las estrellas que asoman entre las copas de los árboles y me muevo mecido por el viento y el susurro de las hojas… Fue tremendo.

También hizo un frío tremendo, que acusé un poco sobre todo a final de alguna noche. Pero sin duda mereció la pena y repetiría sin dudarlo. Ya había dormido antes al raso, pero hacía años (¡o décadas!) que no lo hacía. Y ha sido una experiencia maravillosa 😉

6. Ver la vida desde otra óptica

Ya lo he comentado alguna vez: estudiar la carrera de biología te abre los ojos a un mundo nuevo. No sólo ves las cosas de forma diferente, sino que descubres ecosistemas enteros donde la gente ve sólo un parque, descubres una gran cantidad de fauna donde antes apenas sí veías un montón de gorriones (todos los paseriformes parecen gorrriones al ojo inexperto :P). Es como tener un pequeño rincón secreto que no todo el mundo es capaz de ver y disfrutar. Y ésa es una sensación que me encanta 🙂

7. Poder contar buenas anécdotas :p

Pues sí, aunque parece una tontería, nuestra profesión te dará pie alimentar muchas charlas con anécdotas de lo más variopinto. Y es que los biólogos, hay que reconocerlo, hacemos algunas cosas de lo más extrañas.

Y como anécdota sobre esto de las anécdotas de biólogo, te contaré algo que poca gente sabe (ni yo mismo lo sabía hasta que ella me lo dijo :P). Y es que, tras conocer a mi novia, me pasé un tiempo haciendo todo tipo de displays y probando, con escaso éxito, fórmulas de cortejo que lograsen acaparar su atención.

Sin embargo, un día que estábamos de fiesta, no sé cómo salió el tema de a qué me dedicaba. Y claro, cuando le preguntas a un biólogo qué es lo que hace debes ser consciente de que, como es algo que le apasiona, te lo puede contar y explayarse a gusto. Pero ella no lo sabía, así que me preguntó. Y yo me explayé. Y ni corto ni perezoso comencé a hablarle de los estudios en los que estaba participando en aquella época sobre competencia espermática en aves y sobre el elevado porcentaje de esperma aberrante que presentaban muchas especies de paseriformes de Chernobyl.

Vaya friki, estarás pensando. Pero ella, en vez de salir corriendo llamándome pervertido o depravado por ponerme a hablarle de esperma de buenas a primeras, siguió atenta toda aquella charla de bar sobre competencia espermática. Y eso que estuve hablando un buen rato 😛  Más adelante, mucho tiempo después, me confesó que ese día fue cuando la conquisté 😛 Y es que, querido lector nunca hay que subestimar el poder que tiene una buena anécdota 😉

Y con esto termino ya el post. Te he contado algunos de los pequeños placeres que me proporciona esta maravillosa profesión, pero me encantarías saber cuáles son los tuyos. ¿Coincide alguno con los míos? ¿Te han pasado cosas parecidas? ¿Tú también tienes alguna anécdota divertida o curiosa? Anímate y cuéntamelo todo en los comentarios.

¿Estás cansado de buscar trabajo como hasta ahora sin resultado?

Suscríbete y consigue gratis el PDF "5 Razones por las que Un Blog Aumentará tu Empleabilidad como biólogo" para acercarte al trabajo de tus sueños.


Tags

biología, biólogo, motivación


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

Manejando un blog de biología: las redes sociales

No seas tímid@ y deja un comentario
Yessica Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Que tal bichologo, soy recién egresada de la carrera y he tenido la oportunidad de aplicarme en mi tesis en algo que me encanta:los manglares y actualmente trabajo con un investigador especializado en la restauración de estos hermosos ecosistemas y he de decir que es verdad lo mucho que puede llenarte hacer algo que te gusta, durante mucho tiempo estuve pérdida sobre lo que quería hacer ya que me gustaba todo pero ahora siento que he encontrado mi camino y realmente disfruto lo que hago a su vez que efectivamente tengo muy buenas historias para contar.
    Un saludo desde México!

    Reply

    1. ¡Hola Any!

      Qué suerte poder trabajar en un ecosistema tan interesante como son los manglares. Y muchas gracias por compartir tu historia personal. La verdad es que el trabajo de los biólogos puede llegar a ser tremendamente apasionante.

      ¡Y cuando quieras nos cuentas alguna de tus historias!

      Un saludo desde España y gracias por pasarte a comentar 😉

      Reply

  2. Hola bichologo!!! Muy bueno y muy cierto son esos placeres, a pesar de haber viajado poco me encanta esa magia que uno encuentra a mirar esos submundos invisible para los demás, actualmente me estoy encaminando a la rama de la docencia estoy dando mis primeros pasos y es muy emocionante enseñar y hablar de biología, tuve excelentes maestros e inspiradores y mi objetivo y meta es seguir ese camino y así por lo menos poder inspirar a alguien asi como me inspiraron a amar la vida sobre todo la biología

    Reply

    1. ¡Hola Iván!

      Ese es un excelente camino. Hace falta mucha gente que contribuya a mostrar esos submundos desconocidos de los que hablas; gente que sepa transmitir esa pasión por la biología, por la vida, a los demás.

      Mucha suerte y muchas gracias por compartir tu experiencia y tus metas con nosotros.

      ¡Un saludo!

      Reply

  3. La verdad no estudio biología, pero me siento un biólogo es una pasión enorme mía en estos 2 últimos años, mi historial de internet es puro Darwin, Taxonomía, passer domesticus y esas cosas, la verdad no pretendo estudiar biología en ninguna universidad porque pienso que los profesores aburren una ciencia tan bella por eso prefiero estudiar online a mi manera, saludos hermano.

    Reply

    1. ¡Hola! La biología es una pasión que no tiene por qué convertirse en una profesión. Pero también te digo que depende de los profesores que tengas. Hay grandísimos profesionales que siempre se están actualizando, que tratan de llegar al alumno y trasmitirle no sólo los conocimientos, sino también la pasión de este trabajo. Y todo de una forma novedosa y atractiva. Y también están los grandes dinosaurios de la enseñanza, que aún creen que la única forma de enseñar es la clase magistral de una hora hablando, sin importar si resulta atractiva al alumno, y que llevan las mismas notas desde hace años, tanto que el papel está amarillento. Pero, afortunadamente, son cada vez menos 😉

      Disfruta de la biología como quieras, que para eso es una pasión 😉 Y hay formas de trabajar en el mundo de la biología sin tener una carrera. Pero también hay muchas salidas laborales a las que sólo podrás acceder esudiando la carrera. Todo dependerá de lo que tú quieras hacer 😉

      ¡Un saludo y gracias por comentar!

      Reply

  4. Hola tocayo…. también soy bichólogo!!!

    Enhorabuena por el blog!!!!

    Por favor chequea lo del suscribirse a las newsletters….. que no hay manera de suscribirse!!!

    Reply

  5. Me encanto el post.
    Voy empezando en la carrera, pero sin duda cada día que pasa me enamoro más de biología.
    Una de las cosas que más me gusta a mí es el poder saber más sobre las personas que han propuesto cosas para la biología. Como Lamarck, Wallace, Darwin, entre muchos otros. Mis amigos y familia ya me alucinan por tantas cosas que les cuento.

    Reply

    1. ¡Hola Yessica!

      Me alegro de que te haya gustado 😉 Es verdad que no sólo la biología en sí es fascinante, sino también su historia. Algunas de las grandes figuras de la biología tuvieron vidas fascinantes dignas de varias películas 😉 Sigue adelante con ese ánimo y esa ilusión y verás que todo lo que viene, a pesar de los contratiempos y los momentos duros que puedas encontrar, es aún mucho mejor que lo que has vivido hasta ahora 😉

      Un saludo y gracias por comentar.

      Reply

  6. ¡Hola Bichólogo!

    La verdad es que llevo leyendo varias entradas de tu blog y siento que me animan un poco a seguir con esta carrera. Estoy en 4º año de Biología así que estoy a las puertas de finalizar, no obstante, siento que estoy más perdida que nunca. Llevo varios meses desmotivada y ni siquiera sé qué voy a hacer cuando acabe todo. Lo cierto es que ni siquiera he conseguido socializar adecuadamente con las personas que se suponen que tienen los mismos gustos que yo y me siento como el bicho raro de la facultad. No creo que me falte pasión por la Biología pues cuando alguien me da oportunidad de hablar sobre ello, no existen límites; me compro casi toda revista de ciencias que veo y siempre busco expliaciones biológicas a todo lo que me rodea. Y aún todo esto, estoy dudando de la profesión. ¿Alguna vez te pasó eso? ¿Qué hiciste?

    Reply

    1. ¡Hola Alex!

      A todo el mundo le pasa eso. Pueden ser muchas razones: el triste panorama laboral que se nos presenta, la falta de información sobre la carrera, las funciones de un biólogo o las salidas laborales o que a veces se aborda la carrera de forma muy general. También pasa a menudo resulta difícil encontrar nuestro sitio en la carrera, ya que es difícil elegir un camino o una especialización cuando nos gusta todo. Sea lo que sea (o lo más probable, un cúmulo de todas) no te desanimes. Al final todo es cuestión de centrarse, pararse un momento y examinar donde estás, a dónde quieres llegar y qué es lo que necesitas para lograrlo. Y planear ese camino, basándose en pasos pequeños y accesibles.

      Recuerda por qué te gusta la biología, piensa que la universidad es un trámite para poder trabajar en lo que te gusta y asume que será difícil encontrar trabajo, pero no imposible. Por este blog ha pasado mucha gente que, de una forma u otra, vive de la biología. Así que no te desanimes, confía en ti y luego por aquello que quieres realmente 😉 Y si una vez que ya te hayas hecho tu composición de lugar sobre a dónde te gustaría llegar tienes dudas, vuelve a escribirme un correo y ya vemos algunas formas concretas de afrontarlo 😉

      Un saludo y estoy seguro que volverás a disfrutar de la biología muy pronto 😉

      Reply

  7. Es tan bella la biología,tiene una amplia variedad de lugares en donde podemos desempeñarnos,es increible,no solo estudiamos animales y plantas!!!sino todos los seres vivos!

    Reply

    1. Totalmente de acuerdo contigo Antonieta. Para mí la biología es apasionante y es tan amplia y variada que resulta complicado elegir qué es lo que más me gusta de ella 😉 Y todo ello a pesar de los indudables inconvenientes que tiene nuestra profesión. Pero si volviera atrás en el tiempo sin duda volvería a estudiar biología 😉

      Reply

    1. ¡Bienvenida entonces, Carolina!

      Espero que disfrutes de la carrera y más aún de esta maravillosa profesión 😉 Y ya sabes que aquí, en esta web, tienes tu casa.

      ¡Un saludo y mucho ánimo en esta nueva aventura!

      Reply

  8. Hola, yo este año arranque la facultad y la verdad ya empiezo a ver la vida de otro modo si bien no hice viajes largos, con algunos amigos vamos a los parques nacionales que están cerca en el interior de argentina y también tuve la oportunidad de dormir y morirme de frio bajo las estrellas???? con el sonido de las ranas por la noche y el de los monos aulladores a la mañana

    Reply

    1. ¡Hola Marco!

      Bienvenido entonces al mundo de la biología jeje Pero no te equivoques, lo importante no es lo lejos que viajes, sino la calidad de dicho viaje. Y estoy seguro (entre otras cosas porque estoy deseando conocerlos yo mismo :P) que los parques nacionales argentinos te deben brindar grandes oportunidades e increíbles paisajes. Muchas veces tenemos importantes tesoros naturales muy cerca y nos pasan desapercibidos.

      ¿A qué es genial eso de dormir bajo las estrellas arrullado por los sonidos de la naturaleza? 😉

      Un saludo y gracias por compartir tu experiencia 🙂

      Reply

  9. Genial tu anécdota de cortejo… yo un día dejé a mi novia dormida hablando de murciélagos… no es que yo sepa mucho del tema, pero parece ser que lo suficiente para dejarla dormida 😉
    Genial como siempre
    Un abrazo

    Reply

    1. Jajajaja Yo también he logrado dormir a bastante gente, Iñaki. No siempre resultan tan entretenidas mis peroratas biológicas como aquel día. Pero tuve la suerte de mi lado ese día y finalmente capté su atención.

      Un abrazo y gracias por compartir tu anécdota también 😉

      Reply

  10. ¡Hola Bichólogo!
    Gracias por compartir tus experiencias. La rama en la qie estoy no es la Biología en general (acá hay una carrera llamada Biología Experimental), aún así, me he identificado con varios puntos, sobretodo el relacionado con salir a campo y revisar más de cerca aquello de lo que te platican en las clases. Es hermoso cuando conoces más allá de la superficie de aquella especie, ¡se abre el mundo! Aunque eso ha hecho que quiera dedicarme a otra rama que esté más dedicada a salir de campo jajaj.
    ¡Saludos desde México!

    Reply

    1. ¡Hola Lizeth!

      Gracias a ti por compartir las tuyas en los comentarios. Yo creo que muchas de ellas son comunes a cualquier rama de la biología, ya seas de bota o de bata.

      ¡Me alegro muchísimo de que te haya gustado el post!

      ¡Un saludo desde España!

      Reply

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"