enero 29

Manejando un blog de biología: las redes sociales

4  comments

Continúo con la serie de artículos sobre la gestión de un blog de biología desde dentro. En el post anterior te comentaba cómo gestionar la lista de correo y realizar email marketing para reforzar tu marca personal. 

En este capítulo de la serie voy a hablar sobre cómo gestionar tus redes sociales de una forma profesional y te revelaré cuál es la herramienta que yo mismo empleo actualmente para las mías y que descubrí hace muy poco. 

Manejando un blog de biologia: las redes sociales

¿Cómo usamos las redes sociales?

Las redes sociales han venido para quedarse y una prueba de ello es que están presentes en nuestro día a día, ocupando una cantidad abrumadora de nuestro tiempo. De hecho, según un estudio, en 2018 pasamos una media de 1hora y 30 minutos al día en redes sociales, lo que supone 50 días completos al año.

¿Pero cómo invertimos ese tiempo? ¿Lo hacemos de una forma productiva o simplemente navegamos entre memes y fotos de gatitos?

Gestionar las redes sociales de un modo profesionales puede marcar la diferencia entre procrastinar o trabajar una sólida marca personal. Y en un mundo tan competitivo y en cambio continuo como en el que nos movemos es mucho mejor dirigir nuestros esfuerzos a la segunda opción.

¿Cómo crear una estrategia de publicación en redes?

Ya te he advertido que es fundamental usar las redes sociales como parte de nuestra estrategia de creación de marca personal. ¿Pero cómo podemos hacerlo?

#1 Márcate unos objetivos

Como en cualquier estrategia que se precie, lo primero es establecer una serie de objetivos que nos ayuden a enfocar nuestros esfuerzos. Como siempre, estos objetivos deberían ser SMART:

  • Specific: debes plantearlos de una forma muy concreta y detallada
  • Measurable: debe ser fácilmente medible
  • Attainable: de ser asequible, alcanzable y, por tanto, realista.
  • Relevant: relevante, importante para el éxito de tu marca personal
  • Time-bound: acotado en el tiempo, con una duración establecida.

Ser un referente en educación ambiental no es un objetivo SMART. Conseguir 100 nuevos seguidores del sector ambiental en los próximos 3 meses sí lo es 😉 

#2 Busca una temática

Nuestras redes sociales son nuestro pequeño rincón personal en la vasta Internet, una especie de hogar digital. Si quieres posicionarte en alguna temática en concreto debes preguntarte:

¿Qué quiero que la gente vea al visitar mi perfil?

Si buscas a alguien que te pueda solventar dudas sobre desarrollo embrionario, por ejemplo, ¿qué perfil social te interesaría más? ¿Uno que tiene en su perfil "experto en desarrollo embrionario" pero habla sobre la última fiesta que se pegó la semana pasada y ha publicado 2 memes, una noticia de política y un vídeo de YouTube de una canción? ¿U otra que comparte contenidos relacionados con la biología celular y tiene varias noticas sobre los últimos avances en técnicas de fertilidad?

No basta con ser bueno. También debes parecerlo. Y un perfil bien cuidado en una red social puede ayudarte a crear una reputación online, a conseguir autoridad e, incluso, a convertirte en un referente.

#3 Ve donde está tu público. 

Todas las redes sociales no son iguales ni tienen el mismo engagement. Debes investigar dónde se encuentra tu público objetivo y estar allí.

Si eres buen fotógrafo de naturaleza, viajas mucho o realizas actividades muy llamativas, te interesa estar en Instagram, una de las redes más visuales que hay.

Si tu público tiene una media de edad más elevada, quizás Facebook sea tu red, ya que la mayor parte de la gente joven ha migrado (o está en ello) hacia redes como Instagram o Tik Tok .

Si el vídeo es tu campo, tienes que estar en YouTube.

Y si te gusta la concreción, la inmediatez y buscas generar conversación, Twitter sigue siendo un referente, aunque parece que va perdiendo tirón en los últimos años. 

#4 Establece un calendario de publicaciones

Si quieres tener resonancia en una red social, debes adaptarte a su ritmo de publicación. La vida media de los contenidos en cada una de las redes sociales es muy distinta, por lo que también lo será el ritmo de publicación y las veces que puedes repetir contenidos. 

Por un lado, quieres que la gente vea lo que publicas, pero por otro no pretendes saturar al usuario. Si publicas con poca frecuencia, tu contenido se pierde en el proceloso mar de Internet; si publicas demasiado, el usuario huirá de ti por pesado y perderás seguidores. 

#5 Encuentra el balance perfecto entre lo personal y lo profesional

Estamos hablando de usar las redes sociales de un modo profesional, sí. Pero seamos sinceros... A todos nos gusta conocer a la personal detrás de todos los profesionales a los que seguimos y, a menudo, admiramos. 

Sin duda, las publicaciones de corte profesional tienen que ser la mayoría. Pero hay que dejar hueco a otras más ligeras, que descubran tu lado más humano. Si lo haces bien, esas serán las que te ayuden a crear confianza, a empatizar con tus seguidores, a conseguir ese engagement tan de moda hoy en día y que se ha convertido en un mantra en las redes sociales. . 

#6 Aprende a gestionar las crisis

Parafraseando al conocido inversor Warren Buffet, "Se tardan 20 años en construir una reputación, pero sólo 5 minutos para arruinarla". Una mala gestión de tu contenido puede provocarte una seria crisis de reputación, especialmente en el mundo de la inmediatez donde vivimos. 

Debes saber que si te expones públicamente (como ocurre cuando trabajas tu marca personal) tarde o temprano tendrás una crisis de reputación. Todos somos humanos y todos fallamos. Todos. Y cuando metas la pata, porque lo harás, debes estar listo para reaccionar. 

Es importante hacer un seguimiento periódico de tus redes y ver las reacciones de tus seguidores. Cuando haya mucho alboroto, no pierdas el tiempo y mira que está pasando. 

Si has metido la pata al compartir un artículo inadecuado, alguna automatización ha fallado o, simplemente, has cometido un error en la curación de los contenidos que publicas, debes asumir el fallo y tratarlo de forma natural.

Normalmente, las crisis nunca son demasiado grandes y con un poco de sinceridad,  buen humor, don de gentes y velocidad de respuesta suelen repararse fácilmente. Pero has de estar atento 😉

Mis herramientas favoritas para gestionar las redes sociales: Socialbee y Pocket

En un mundo ideal, lo suyo sería publicar personalmente en cada una de las redes sociales contenidos personalizados. Pero a la hora de la verdad, eso es imposible, a menos que le dediques un montón de horas cada día. Y te lo digo por experiencia. 

Mucha gente me comenta cómo es posible que esté todo el día en redes sociales y que publique con tanta frecuencia. La verdad es que tiene su truco :p Y a continuación voy a desvelarte el secreto de mi omnipresencia en redes sociales.

Yo empecé publicando de forma manual, comentado cada publicación. Pero exigía una enorme cantidad de tiempo, lo que desembocaba en que podía pasar semanas sin actualizar las redes. 

Después descubrí el mundo de la automatización a través de Hootsuite y su capacidad para programar publicaciones en varias redes sociales a distintas horas. Además, podía cargar un listado de mis posts antiguos para darles una segunda vida y que los nuevos seguidores tengan oportunidad de leerlos por primera vez. 

La experiencia fue muy buena, y me permitía dedicar un día a la semana a programar nuevas publicaciones. Sin embargo, cuando tenía mucha carga de trabajo y no tenía tiempo para sentarme un rato delante de Hootsuite volvía la escasez de publicaciones en mis redes. 

Pero un día descubrí  SocialBee y flipé, literalmente. La automatización llevada a otro nivel. Y desde entonces mis perfiles en redes sociales están siempre activos 😛

Logotipo SocialBee

Socialbee es como un pequeño community manager a tu servicio. No sólo te permite programar como en Hootsuite, sino que te crea un calendario de publicaciones basado en buenas prácticas, adecuando el ritmo de publicaciones a las características de cada red, como te comentaba más arriba. 

Pero no sólo eso, sino que en combinación con el Pocket, una aplicación para leer posts más tarde, me permite publicar los artículos que marque con una determinada etiqueta en todas las redes sociales, a la hora más adecuada, sin que tenga que perder más tiempo que el que tardo en leer el artículo y poner la etiqueta.

Logotipo de Pocket

Por otro lado, si lo marco con la etiqueta "revisar" me acumula aquellas publicaciones que quiero revisar en profundidad o comentar personalmente antes de publicarlas. De modo que cuando tengo un ratillo me siento delante del ordenador, tomo esos artículos y edito el texto o lo desecho. 

Además, por si todo esto fuera poco, también me permite ir publicando los artículos antiguos, para intentar atraer más tráfico. Si esto lo combino con una buena estrategia de email marketing como te comentaba en el post anterior, me ayuda a disminuir la tasa de rebote de mi blog y a fidelizar a mis lectores como tú 😉

También puedo conectar el RSS de los blogs en los que confío y que siempre publican noticias de calidad y que cada nueva publicación se comparta automáticamente en mis redes sociales conforme aparece publicada en sus respectivos blogs. Y todo ello sin que tenga que hacer nada. Una pasada.

Se trata de una herramienta de pago, pero me cuesta menos que Hootsuite y tiene algunas automatizaciones potentísimas que merecen cada euro que pago (y no son muchos). El combo Pocket y SociaBee se ha convertido en una de las herramientas más poderosas y que más tiempo me ahorra en la gestión y mantenimiento del blog.

Conclusión

Aún continúo compartiendo y retuiteando cosas manualmente cuando estoy respondiendo menciones o navegando en la red de redes. Pero las automaciones que he implantado en la gestión de mis redes sociales me permiten dedicar mucho más tiempo a escribir posts, grabar entrevistas y participar en varios proyectos paralelos, que es lo que realmente me gusta 😉

Gracias a estas herramientas, y siguiendo las estrategias que describo arriba es como estoy haciendo crecer poco a poco mis redes. Y ahora ya sabes cómo hacerlo tú con las tuyas. 

Algunos gestores de redes sociales tienen un plan gratuito con ciertas limitaciones, pero ideal para que empieces a cogerle el pulso a las automatizaciones y tengas más control sobre el crecimiento y desarrollo de tus redes sociales. 

Y una vez que descubras cuál es la herramienta que mejor se ajusta a tu flujo de trabajo, ya puedes decidir si te merece la pena pagar por un plan profesional o no. Todo dependerá de tus necesidades y de las ganas que tengas de poner las redes sociales al servicio de tu blog y tu marca personal. 

Ya te he contado mi experiencia, pero ahora me encantaría conocer la tuya. ¿Usas profesionalmente las redes sociales? ¿Has usado alguna vez algún gestor como Hootsuite o SocialBee? ¿Lo haces manualmente? ¿Cuál es tu estrategia de publicación? Cuéntamelo en los comentarios o compártelo en redes sociales y mencióname 😉


Tags

blogging, community manager, marca personal, redes sociales


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

No seas tímid@ y deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. ¡Hola Luii!

    No se trataba de un post pagado, sino una colaboración (iposts invitados, intercambios de enlaces en redes socailes…).

    Pero sí, fue un fallo mío por no revisar todos los posts debido a una sobrecarga de trabajo. Y es algo natural, al que todos nos exponemos tarde o temprano. Retiré el post no por ocultarlo, sino porque era obviamente incorrecto. Agradecí a toda la gente que se dio cuenta del error y dejé de colaborar con esa persona. No por el error en sí (todo somos humanos), sino porque con ese tipo de colaboraciones me di cuenta de que perdía control del contenido. De hecho, ahora mido mucho más con quién colaboro y hace mucho tiempo que no hago ningún post invitado.

    Y ese no fue el único, alguna vez me ha pasado que he compartido algún artículo en redes sociales dejándome llevar sólo por el titular y una lectura en diagonal y posteriormente me he dado cuenta de que su calidad no era muy buena o que incluía diversas incorrecciones. Por no hablar de problemas y meteduras de pata con automatizaciones y otros temas técnicos, que es un mundo del que no hago sino seguir aprendiendo cada día jeje

    Intentar enterrar un error es absurdo. Hay que asumirlo, aprender de él y seguir adelante 😉
    ¡Un saludo Lui y gracias por pasarte a comentar!

    Reply

  2. el aertiulo aquel pagado desde finlandia odnde se ofrecia hasta ver osos polares en finlandia, como lo llevaste? un error natural? o simplemente intentaste que desapareciera, tanto el post como el mensaje

    Reply

    1. Hola Layka,

      Pues en todos los sitios que vi atribuían la frase a Warren Buffett, el famoso inversor y empresario estadounidense. Pero si sabes quién es el autor original, estaré encantado de corregirlo 😉

      Un saludo.

      Reply

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"