abril 28

¿Dónde estudiar el máster y/o doctorado?

16  comments

Al hilo del post anterior sobre dónde estudiar la carrera, hoy voy a hablarte de mi opinión personal acerca de dónde es mejor hacer tu máster o doctorado. Y es que lo dicho en aquél post sobre las ventajas de una y otra opción no es siempre aplicable en este caso. Y te voy a contar por qué 😉

El grado de madurez personal es muy diferente: no tenemos ni las mismas motivaciones ni los mismos objetivos con 18 años que con 23. En general, los años de carrera te habrán aportado una visión más completa de en qué consiste nuestra profesión y te habrás hecho una idea, al menos aproximada, de hacia donde te gustaría encaminar tu carrera. Te habrá proporcionado una visión y una serie de herramientas de las que carecías cuando estabas a punto de comenzar la carrera y que te permitirán aprovechar al máximo aquello que elijas.

¿Dónde estudiar el máster y/o doctorado?

Mientras que en el caso de la carrera la elección no era tan fundamental y estaba basada más bien en temas económicos y de comodidad personal, en este caso la elección es bastante más importante. Estudiar un máster y/o un doctorado implica vivir fuera varios años y empezar a construir las bases donde se afianzará buena parte de tu futuro laboral. Por ello voy a analizar, punto por punto, los pros y contras de completar esta etapa bien en tu país o bien en el extranjero. Una vez más, ponte cómodo que esto puede ser largo (aunque confío que también interesante ;)).

1. ¿Seguro que quieres hacer un máster?

Pues empezamos bien, pensarás. Pero creo que es fundamental contestar a esta pregunta y hacerlo bien. Un máster es una inversión importante, tanto de tiempo como de dinero. Y como habrás ido comprobando durante la carrera, no es algo de lo que, en general, estemos sobrados los biólogos :P. Bromas aparte, es una decisión que debes meditar con calma y atención.

Por un lado, el máster es un paso previo necesario para realizar un doctorado aquí en España. Así que, si quieres hacer un doctorado en este país (lo que tampoco es una decisión sencilla) no te queda otra opción que pasar por el aro y realizar un máster. Y entonces se habrían acabado tus dudas en este punto en concreto 😉 😛

Si por el contrario un doctorado no está entre tus objetivos, entonces tendrás que cavilar un poco más. Hace unos años realizar un máster era sinónimo de obtener un puesto de trabajo seguro. Era algo que te proporcionaba un cierto nivel, una distinción a la que pocos tenían acceso. Pero hoy en día la situación es muy distinta. Son muchos los que tienen uno o varios másteres y no sólo no encuentran trabajo de lo suyo, sino que no encuentran trabajo de nada en absoluto. A veces, la experiencia es mucho más importante y puede adquirirse por otros derroteros, como son los voluntariados o las prácticas en empresa, tal y como nos recomendaba Iñaki Abella al final de su entrevista.

Con esto no quiero desanimarte a realizar un máster, en absoluto. La formación es siempre importante y es siempre beneficiosa (a pesar de ese extraño e incongruente problema, cada vez más frecuente, que es la sobrecualificación). Pero asegúrate de que realmente te va a aportar algún beneficio y de si luego podrás convalidarlo en España (en el caso de que lo hagas en el extranjero) o en el país al que quieres irte a trabajar o hacer el doctorado. Y de paso, si ese máster incluye entrar a formar parte de una bolsa de trabajo, mejor que mejor 😛

Si finalmente, y tras pensarlo detenidamente, decides que el máster no va aportar nada importante a tu itinerario profesional, entonces ya puedes dejar de leer este artículo (¡aunque espero que no lo hagas! :P). Pero si crees que puede tener sentido aventurarse en un máster y/o un doctorado, entonces acompáñame al siguiente punto 😉

2. Expandiendo horizontes

Completar tu formación de postgrado en un país extranjero tiene muchas ventajas. Por un lado, y ésta es sin duda una de mis favoritas, vas a a viajar y a conocer mundo. Aunque existen muchas formas de moverte y viajar durante la carrera, la mejor forma de conocer un país es vivir en él una buena temporada. Conocerá la gente, sus costumbres, los rincones más interesantes del territorio… Sólo por eso ya merece la pena 😛

Pero no sólo conocerás mundo a nivel personal, sino también a nivel laboral. Aunque trabajemos en un mismo campo, la forma de hacerlo es totalmente distinta de un sitio a otro, al igual que son los medios de los que se disponen, según cada país. Esto hace que cada país enfoque el trabajo a su modo, entre lo sutil y lo radicalmente diferente. Por ello, conocer otras formas de trabajar o poder aplicar en tu profesión técnicas que apenas se aplican en tu país natal puede darte una ventaja funcional muy apreciada a nivel de currículo, tanto en la empresa privada como en la academia. Es, pues, un importante beneficio a tener en cuenta.

3. Haciendo crecer tu red de contactos

Ya he incidido muchas veces en lo importante que es hoy en día dedicar tiempo al networking, tanto online como offline. Y lo importante que es hacer networking de calidad. Cuanto mayor y más extensa sea tu red de contactos, mayor posibilidad de que surjan sinergias de cara preparar un proyecto o que alguien se acuerde de ti para un determinado puesto de trabajo. Por tanto, incluir entre tus contactos a gente de allende tus fronteras agrandará tu esfera de influencia. Y aunque existan otros medios de hacer contactos internacionales, como los congresos, no hay nada como trabajar codo con codo con alguien, verse todos los días, para conseguir no ya un contacto, sino un buen amigo de por vida 😉

Además, el establecer este tipo de relaciones profesionales en otro país te puede abrir la puerta al mundo laboral de allí. No importa si es en la empresa privada, la academia o administración pública, vivir en un país durante largo tiempo facilita enormemente la inserción laboral en el mismo.

4. Practicando idiomas

La mejor manera de aprender una lengua es mediante una inmersión total. ¿Y qué mejor manera de empezar que yéndose a vivir al país? A menos que vayas ya con un sólido conocimiento del idioma en cuestión, durante tus estudios allí vas a poder practicar la lengua hasta dominarla, si no como un nativo, al menos sí con la fluidez suficiente para desenvolverte a nivel profesional. Esto te permitirá que, una vez finalizado el máster, el problema del idioma haya dejado de serlo 😛 Imagina intentar buscar trabajo cuando sólo chapurreas el idioma, sin toda la práctica que adquieres durante la realización del máster 😉

Aunque el idioma nativo del lugar no es el inglés, seguramente sí que sea la lengua vehicular de los estudios de postgrado, ya que de ese modo las universidades favorecen la afluencia de estudiantes extranjeros con el fin de ir capturando el talento. En este caso, no te conformes con un único idioma. Si quieres terminar trabajando allí, aprende también el idioma nativo, por difícil que te parezca 😛 Conocerlo y hablarlo con fluidez será un plus de cara a encontrar trabajo en aquellos lares. En ambientes académicos normalmente te bastará con el inglés, pero si quieres explotar todas las posibilidades laborales de dicho país deberás aprender su idioma. Si no, siempre estarás limitado de cara a poder solicitar un puesto más allá de los muros de la universidad donde estés cursando el máster o el doctorado.

5. Un extra de prestigio

El haber completado tu formación en el extranjero siempre dota a tu currículo de un extra, especialmente si la has llevado a cabo en alguna institución famosa. Y es que haber estado trabajando o estudiando en el extranjero implica muchas más cosas aparte de los títulos o la formación que hayas conseguido. Porque irse a vivir conlleva una serie de habilidades y de actitudes que pueden resultar muy interesantes para determinados trabajos o empresas.

Por un lado implica que estás plenamente comprometido con tu profesión. Y es que, por mucho que te guste viajar, siempre te gustará hacerlo cuando y como quieres. Dejar atrás a a tus amigos, tu familia o tu pareja no es plato de gusto para nadie. Y si lo haces por completar tu formación, eso dice mucho en favor de tu entusiasmo y tus ganas de avanzar profesionalmente. Además, el haber logrado culminar con éxito tus estudios en otro país significa que dominas el idioma, que conoces gente allí, que eres una persona proactiva y adaptativa, que persigue sus metas hasta conseguirlas. Y eso es muy importante y apreciado en cualquier trabajo y en cualquier entorno laboral 😉

6. Pero no es oro todo lo que reluce…

Por muy bien que pinte todo a primera vista, el irse a estudiar fuera de tu país tiene también sus desventajas, que no son pocas. Aunque así, entre tú y yo, creo que en este caso sí que se ven más que compensadas por los beneficios. Pero júzgalo tú  😉

Por un lado está la economía. Si es caro vivir por tu cuenta en tu propio país, imagina en el extranjero, donde necesitas casa, comida, ropa… Esto es especialmente importante cuando ese país tiene un nivel de vida mucho más alto que aquel del que procedes. En esos casos, la presión económica puede ser considerable y mucha gente no podrá si quiera planteárselo. Cuando estuve viviendo dos meses en Oslo, me estuve alimentando a base de pasta, salmón (que el kilo me salía más barato que un pack de 6 latas de Heineken en el supermercado) y alguna ensalada, para aportar algo de vitaminas a mi dieta 😛 Y es que la vida allí es carísima, incluso para los propios noruegos. Así que imagina para un estudiante de doctorado con una beca española.

Chica mirando su hucha de cerdito
Si te vas a ir a vivir al extranjero empieza a despedirte de tus ahorros por si acaso 😉

Pero si el choque económico no fuese poco, tendremos también un choque cultural. Y cuanto más distante sea el país, tanto más grande será la brecha cultural. Distintas formas de hablar, de trabajar, de relacionarse, es algo que puede hacer desistir al más pintado. Y es que no es lo mismo viajar unos días a un país y sorprenderte de lo distinta que es la gente que enfrentarte a ello diariamente.

Por ejemplo, y volviendo de nuevo a mi estancia en Noruega, me costó bastante integrarme en el grupo y hacer amigos. Y no por nada, puesto que la mayor parte de la gente que conocí era muy maja y educada. simplemente es que estaba más acostumbrado a lo abiertos que somos los españoles, mientras que en Oslo todo el mundo son mucho más reservado. Por eso me resultó bastante más complicado hacerme un hueco en el círculo de sus amistades que había en el museo. Además, me resultaba muy chocante la falta de contacto entre las personas y era algo que, en ocasiones, me colocó en una situación incómoda, ya que allí no es costumbre saludar con dos besos a una chica a la que te acaban de presentar o dar un abrazo a un hombre, aunque tengas confianza con él, como sí que ocurre en España jeje.

Por otro lado están también la familia, los amigos o la pareja. No es fácil dejarlo atrás y no todo el mundo te podrá seguir en tu periplo por otro país. El tener que mantener estas relaciones en la distancia puede ser complicado y hay gente que es incapaz de adaptarse. Por eso has de ser muy consciente de a lo que te estás enfrentando y lo que va a suponer marcharte durante uno o varios años.

Finalmente, aunque no menos importante, una vez que sales de tu país normalmente no es sencillo volver. Cuando comienzas a estudiar en un sitio te surgen oportunidades allí y, dada la situación actual, es difícil rechazarlas. Además, no siempre se pueden convalidar los títulos entre los distintos países, por lo que si decides volver al tuyo podrías haber perdido años de trabajo y esfuerzo (o al menos el título que los acredita).

Concluyendo

Hemos visto que hay muchísimas ventajas yéndose a estudiar fuera, pero también importantes inconvenientes. Sin embargo, la mayor parte de estas desventajas tienen solución: muchos proyectos predoctorales llevan asociadas becas y ayudas, que te facilitarán el hecho de costearte esos años en el extranjero; si eres una persona adaptativa (una facultad que te convendría desarrollar si quieres ser biólogo) no tendrás problema a la hora de integrarte en ese nuevo país, aunque al principio pueda resultar durillo; la familia siempre estará ahí, y los amigos y la pareja… si son buenos también :P, y por último, si te has ido fuera es para buscar nuevas oportunidades, volver no es imposible pero tampoco necesario si allí encuentras todo lo que necesitas 😉

Desde mi punto de vista, y vuelvo a recalcar que es algo subjetivo, las ventajas que te otorga estudiar un postgrado en el extranjero superan con creces las desventajas. La posibilidad de crecer tanto a nivel personal como profesional que te ofrece vivir una larga temporada en otro país creo que no la ofrece casi nada. Y digo vivir, que no viajar, porque las vivencias son totalmente distintas. La independencia, la habilidad para crear nuevas amistades y contactos, el dominio de un idioma que no es el tuyo, el conocer nuevos lugares, nuevas formas de trabajar o estudiar organismos o ecosistemas que son totalmente distintos a los que hay en tu país (o tu continente) es algo que no se puede conseguir fácilmente de otra manera.

Por ello, si tienes la oportunidad y las condiciones te lo permiten, te recomendaría que salieses a conocer mundo, a formarte, a expandir tu red de contactos y tus conocimientos más allá de tus fronteras. Sal de tu zona de confort. Conoce el mundo que hay ahí fuera y disfrútalo. Absorbe todo lo que puedas y saca el máximo provecho de cada una de las oportunidades que se te brindarán, que serán muchas. Y si luego vuelves, lo harás con una formación más sólida, un currículo más fuerte y una mochila cargada de experiencias a todos los niveles que ni  todos los cursos de mundo podría comprar. Pero si decides quedarte, entonces habrás encontrado tu sitio, tu lugar, tu trabajo y un nuevo entorno donde te desarrollarás como persona y como profesional. Y eso, créeme, es algo que mucha gente se pasa la vida buscando 😉

Yo hice los cursos de doctorado y la tesis en Badajoz, mi ciudad. Y no me arrepiento de ello, porque todo lo que soy, todas las oportunidades que me han surgido, han venido de aquí. Pero la experiencia que dan los años (y ya voy teniendo unos cuantos :P) me ha ayudado a valorar todo lo que te puede ofrecer el estudiar y vivir en otro país. He aprendido a apreciar algunas de las cosas que me he perdido, oportunidades a las que he tenido que acceder por otros medios más complicados y caros (viajando mucho por mi cuenta o gracias al trabajo). Así que, si tienes la posibilidad de estudiar en el extranjero y tu situación personal y económica te lo permiten, no te lo pienses. Pero si no es así, tampoco te preocupes 😉 Tendrás que trabajar más, tendrás que agudizar el ingenio, pero podrás recuperar la ventaja perdida. Y este blog y mi propia historia son una prueba de ello 😉

Y como siempre, una vez terminado el post, me encantaría conocer tu opinión. ¿Qué te ha parecido la entrada? ¿Tienes pensado estudiar un máster o un doctorado en el extranjero? ¿O tienes claro que prefieres hacerlo en tu país? ¿Te ha ayudado en algo este artículo? ¿Qué te ha aportado? ¡Te espero en los comentarios!

Y si crees que esta entrada podría resultarle interesante a alguien no dudes en compartirla y hacer que el blog pueda llegar y ayudar a más gente 😉

¿Estás cansado de buscar trabajo como hasta ahora sin resultado?

Suscríbete y consigue gratis el PDF "5 Razones por las que Un Blog Aumentará tu Empleabilidad como biólogo" para acercarte al trabajo de tus sueños.


Tags

biología, biólogo, decisiones, doctorado, estudios, formación, máster, trabajo, viajar


You may also like

[Entrevista] Talento Remerckable, con Paz Alvarado

Manejando un blog de biología: las redes sociales

No seas tímid@ y deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

  1. Hola, soy bióloga y me estoy planteando hacer un máster. Me llaman más la atención los másteres de conservación de biodiversidad y ecologia. Creo que me gustaría ir por ese campo a nivel profesional, pero me da miedo elegir un máster que luego me arrepienta a hacer. Me cuesta mucho decidir cual hacer y estoy pensando en matricularme en un máster público de conservación de la URJC, que parece que da una buena formación con respecto a medioambiente. Pero no sé si sería mejor hacer un máster privado con prácticas, pero los que he mirado, no me convencen por duración o porque les veo parecidos a los públicos,y no se con cual podría aprender más para tener mayores posibilidades de futuro laboral. Quiero hacer una buena elección y tampoco quiero cerrarme puertas, pero si limitar mi camino a en relación a la conservación.

    1. ¡Hola Silvia!

      Lo primero que te diría es: «¿de verdad necesitas hacer un máster?». Un máster es un gran inversión de tiempo y dinero, por lo que debes estar segura de que es la mejor forma de invertirlo. ¿Realmente te va a acercar al futuro laboral que deseas? ¿Es la mejor manera de conseguirlo?

      Muchas veces, la gente suele hacer un máster porque «es lo que todos hacen», «porque así tendrá más posibilidades de encontrar trabajo» o «para mejorar su currículo». Y la cruda realidad es que allí fuera hay miles de personas con másteres haciendo trabajo no cualificados. Un máster ya no te asegura trabajo.

      Por eso tienes que ver que la inversión que vas a hacer tendrá un buen retorno. Si quieres hacer un doctorado, un máster es indispensable. Si quieres trabajar en conservación, quizás haya otras opciones tan interesantes o más. Con el dinero del máster, por ejemplo, podrías irte a vivir a Costa Rica un tiempo y empezar a colaborar con ONG’s que trabajan con tortugas marinas y hacerte un hueco. O podría dedicarlo a desarrollar tu propio proyecto personal…O tu propia empresa y ser tu propia jefa. O incluso montar la ONG que siempre habías soñado.

      Con esto no te digo que no debas hacer un máster. A veces pueden ser extremadamente útiles, y te permiten hacer contactos de lo más interesantes si eliges bien. Pero no siempre es la solución.

      Elige entre un máster y otro viendo lo que te ofrece. Pero no de conocimientos. Los conocimientos los puedes obtener en cualquier parte. Busca experiencia, posibilidad de hacer publicaciones o proyectos, prácticas y experiencia práctica. Y, sobre todo, que te acerque a ese futuro ideal, a ese plan de vida que deberías tener claro ya antes de embarcarte en algo como un máster.

      Un salud mucho ánimo con lo que decidas. Muchas veces, las respuestas las tenemos nosotros mismos. Sólo tenemos que pararnos unos minutos y escucharnos con sinceridad y la mente abierta 😉

  2. Excelente tu post, soy bióloga madre de dos chiquitos, me costó 5 años hacerme a una beca para hacer la maestria en el exterior, de otra forma no había como… estoy en Brasil y llevo 8 meses y como tu bien dices, es duro muy fuerte, una pelea interna increíble, tuve que dejar a mi familia, a mis hijos, pasar fechas importantes lejos, y duele. Aunque tenemos una gran ventaja … la tecnología que para mi ha sido una gran herramienta, pero, en definitiva todo lo que pude imaginar no se compara en nada a lo que estoy viviendo, el idioma, las costumbres y a aunque es un Colombia un país latino, difiere bastante a nivel cultural con Brasil están las raíces latinas el calor humano pero, nunca dejarás de ser un extraño. Para mi esta experiencia abrio puertas y horizontes, no solo a mi, también a los mios, es una gran oportunidad con un sacrificio personal fuerte, que vale total la pena.

    1. ¡Hola ALexandra!

      Muchísimas gracias por compartir tu historia y tu experiencia con todos nosotros. Vivir fuera puede llegar a ser muy duro, pero a la vez te abre muchas puertas, nuevas oportunidades y nuevos contactos. Y como bien comentas, hoy la tecnología nos une mucho más, incluso en la distancia.

      Un saludo y gracias de nuevo.

  3. Hola Bichólogo!
    Soy Diego y estoy haciendo el último curso de carrera. Mi vocación es la biología de campo (zoologia, etología, ecología evolutiva…) y quiero realizar un máster con, hasta el momento, de llegar al doctorado. Dada la importancia de realizar un máster fuera de la que ha sido mi universidad hasta la fecha, quiero realizarlo en una que sea puntera o tenga una buena formación para el tipo de máster que busco (que en general se llama algo así como «Biodiversidad y conservación» o «Biodiversidad y evolución»).

    Mi pregunta va enfocada a dónde puedo encontrar información sobre universidades del extranjero para poder comparar, y no tener que ir consultando universidad por universidad. Además, por tu propia experiencia, ¿me recomiendas alguna universidad donde esté bien enfocado y sean un avance en el campo de la «biología de bota»?

    Muchas gracias por tu tiempo.

    Un saludo

    P.D. Sé que puede ser bastante ambiguo y amplio hablar de biología de bota/campo, pero tampoco me quiero cerrar ninguna puerta centrandome en algo concreto aún.

    1. ¡Hola Diego!

      Pues no tengo muy claro si existe algún portal específico que te permita comparar másteres de distintas universidades. Sé que algunas páginas como Mendeley Jobs y no sé si Nature Jobs ponen algunas ofertas de máster de vez en cuando. Pero creo que te va a tocar buscar de forma clásica: bien por el título (mejor en inglés si quieres buscar ofertas en el extranjero) o ir buscando universidades a las que te gustaría ir y ver si algo de su oferta coincide con lo que buscas.

      Mi consejo es, en primer lugar, que te informes sobre el sistema de estudios que haya en el país a donde quieras ir, no vaya a ser que tenga otros requisitos distintos o no te haga falta el máster para solicitar al beca predoctoral. En segundo lugar, si quieres hacer un doctorado, busques un máster lo más enfocado a la línea de investigación que vas a seguir. Y en tercer lugar, no te obsesiones por el prestigio. Al final, cuenta más las publicaciones que tengas que si has estudiado en Harvard, Yale o cualquier otra famosa universidad 😉 Intenta que te resulte útil, con una buena parte práctica que te permita adquirir experiencia y que te sirva para hacer buenos contactos 😉

      Un saludo y mucha suerte en tu búsqueda!

  4. Hola bichologo, soy recién graduada y la verdad la uncia razón por la que me interesa hacer el master es por ampliar las opciones laborales pues como sabrás, la situación de empleo esta muy difícil para todos pero en especial para los biólogos (y algunas otras carreras ) y más en los países latinoamericanos, en mi caso Colombia. Mi idea es hacer el master en BCN pues mi hermana recide alli´desde hace largo tiempo por lo cual e terminos economicos es nas barato que hacerlo incluso e Colombia pues latinoaerica tiene un sistema de educación bastante costos inclusive mayor que el europeo si comparas las matricuas, es por ello que te quería preguntar si sabrías darme alguna sugerencia o si sabes de algúnos masters que puedan tener salidas profesionales mas amplias en relación a conseguir un empleo o trabajo mas fácil; se que eres de los que dice que uno debe de hacer lo que le guste etc, pero en mi caso el pregrado como tal lo amé y todo lo relacionado con ciencias me gusta (excepto entomología jeje) por lo cual no estoy cerrada a algún campo y por eso mismo es que pido tu opinión pues me interesa enfocar mi carrera más hacia empresa, hacia donde hayan oportunidades laborales y no tanto a la investigación.
    Algun consejo de master con mas salida profesional ?
    Muchas gracias por tu atención y saludos desde Colombia

    1. ¡Hola Johana!

      Pues, sobre lo que me preguntas, te voy a dar mi opinión, aunque seguro que otros lectores podrán aportarte también otros puntos de vista distintos.

      Si lo que te interesa es la empresa privada, alguno de los campos más interesantes que hay hoy en día son:

      * Sistemas de Información Geográfica (GIS): un «must» para desenvolverte en áreas como la consultoría medioambiental, pero utilísimo en muchas otras áreas que involucren mapas. Y si puedes abrirte a algunos otros softwares más a allá de ArcGis (uno de los reyes en este área), mucho mejor. Una alternativa libre bastante potente y que toma fuerza en muchos sectores es el Qgis

      * Análisis de datos: esto te vale tanto para ciencia como para empresa privada. Hoy en día se toman más y más datos, a veces en un volumen enorme. Analista de BigData es una de las profesiones con mayores expectativas de futuro (veremos a ver si se cumplen). Pero el análisis de datos y la elaboración de modelos predictivos es necesario y tremendamente útil en cualquier profesión. A mí es una de las cosas que más me llama la atención en los últimos años.

      * Normativa ISO y prevención de riesgos laborales: hoy en día muchas empresas están intentando acreditarse para cumplir estas normativas internacionales de calidad y buscan a profesionales con experiencia en estos temas, bien sea para implantarlas en la propia empresa o para asesorar a otras en su implantación.

      * Algún master relacionado con la gestión medioambiental: reservas y parques naturales, gestión forestal, recuperación de hábitats o zonas afectadas por algún tipo de daño ambiental…

      Estos son, a priori, algunas de las áreas que me vienen a la mente. Pero hay muchas más. Existe un amplísimo catálogo de másteres. Echa un vistazo a ellos y, si tienes alguna otra duda, vuelve a escribir y trataré de resolverla.

      Y seguramente algunos lectores del blog tendrán más sugerencias al respecto. A ver si se animan a participar, porque creo que es un tema de interés general que podría ayudar a mucha gente 🙂

  5. Hola, me vino bien tus consejos. En mi país la ciencia está lejos de ser rentable, las becas son malas y te obligan a volver si estudias en el extranjero, lamentablemente no hay en qué trabajar al regreso. Decidí aventurarme y desarrollar mi carrera en una empresa y he tenido más oportunidades que cualquiera con un doctorado. No sé si me arrepentiré después de haber perdido la oportunidad de irme al extranjero a estudiar pero lo que aprendí es que en cualquier caso, si uno pone ganas y hace bien su trabajo, puede tener éxito. Saludos!!

    1. ¡Hola Carolina!

      No existen caminos predefinidos ni opciones correctas Cada persona es un mundo, y cada situación que le rodea cambia todo el panorama. El doctorado es sólo una vía más. No es la única ni la acertada, todo depende de lo que persigas. Conozco a gente que empezó un doctorado y luego vio que no era lo suyo y que se había equivocado. Hay muchas opciones, muchos caminos posibles, que te pueden llevar a conseguir aquello que buscas 😉

      Y como bien dices, todo es cuestión de ganas, trabajo, entusiasmo y, también es verdad, una pizca de suerte 😛

      Muchas gracias por compartir tu historia y tu experiencia. Creo que eres un ejemplo perfecto de que se pueden seguir muchos caminos 😉

  6. Hola amigo, me ha parecido interesante tu Post. Tienes toda la razón, salir de la zona de confort y cambiar de paradigmas ayudar a universalizar la profesión. Personalmente estoy culiminando el master en la Universidad del Valle, Colombia y estoy con todas las ganas del mundo a aplicar al doctorado en Alemania o Estados Unidos, seguro será una grata experiencia si lo logro!, tus consejos son una motivación extra. Un gran abrazo y saludos desde Cali, Colombia!

    1. ¡Hola Diego!

      Salir de nuestra zona de confort es un recomendable ejercicio de cuando en cuando. Nos ayuda a estar en forma, tanto mental como físicamente, nos hace más rápidos y mejores resolviendo problemas y nos proporcionar multitud de experiencias tremendamente útiles tanto a nivel personal como profesional 😉

      Si te vas a Alemania o Estados Unidos estoy seguro que no sólo aprenderás un montón, descubrirás distintas formas de trabajar y harás una gran cantidad de contactos (aparte de manejar una lengua extranjera!) si no que además te lo pasarás en grande conociendo cualquiera de los dos países 😉

      Un saludo y ánimo para acabar ese máster y para lanzarte a la aventura del doctorado!!

  7. Hola!
    Totalmente de acuerdo, el postgrado en el extranjero da un plus importante.
    Me parece interesarte comentarte la opción de los máster Erasmus Mundus (que fue mi opción). Ese tipo de másters te dan la opción de trabajar y conocer varios sitios (en mi caso, un año de estudios en Portugal y 3 meses en Irlanda, más una estancia de 10 días en Suecia y la presentación de los TFMs en Bélgica), además de darte absoluta libertad a la hora de elegir el lugar dónde realizar el TFM.
    En cuanto al tema económico, en este tipo de másters puedes solicitar la beca Erasmus si no la has disfrutado en la carrera, lo cual es también un incentivo.
    Desde luego, yo no me arrepiento haber salido de la zona de confort! ;D
    Un saludo!

    1. ¡Hola Patricia!

      Muchísimas gracias por tu aportación. No conocía lo de Erasmus Mundus y seguro que a muchos lectores les interesará. ¡Lástima que no tuviese yo eso en mi época! Desde luego es una opción fantástica, por lo que cuentas.

      Es toda una fascinante aventura el salir más allá de los límites de lo conocido, ¿verdad? Y creo que el postgrado es el mejor momento en relación a la experiencia que uno tiene y la experiencia potencial que puede adquirir 😉

      Gracias por pasarte a comentar y de paso enriquecer y completar el post 😉

      ¡Un saludo!

      1. De nada!
        La verdad que este tipo de máster apenas se promocionan, al menos en España. De echo, el que yo estudié tiene una de sus sedes en Oviedo, y yo no había odio hablar de él hasta que lo encontré de casualidad cuando buscaba másters en otros países de Europa….
        Un saludo!

        1. Pues es una lástima. Yo desde luego no lo conocía, pero estoy seguro que muchos lectores tampoco. Y es una gran oportunidad de terminar la formación en el extranjero.

          A ver si otros compañeros nos ofrecen más información para seguir completando el post 😉

          Un saludo!

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Apúntante a la lista de correo

Y llévate el PDF "5 razones por las que un blog impulsará tu empleabilidad en biología"